lunes, 25 de mayo de 2009

Guerreros de la Paz y del Lejano Este


Madre Tierra/Gaia a través de Pepper Lewis
Traducción:. Linda Wurts
www.thepeacefulplanet.com
Edición: Anita Manasse
wayran@gmail.com 

He pasado mucho tiempo en Indonesia y la gente de ahí me es muy querida. Son gente sencilla y están llenos de amor. En los últimos años ha habido muchos desastres naturales ahí, especialmente temblores de tierra. Entiendo que estos eventos deben ser apropiados, así que no voy a preguntar sobre su necesidad, pero me cuestiono si ¿hay algo que pueda hacer por el suelo o por la gente? Sé que estos son tiempos de gran cambio y mientras que los honro, no puedo sino desear que estos cambios no incluyan grandes desastres también.
Me entristece decirles que existen muchísimos más cambios por venir, especialmente en las áreas concernientes a estos suelos. Les llaman a ellos desastres naturales, por ello así me referiré a ellos también. Si usamos una metáfora en la que todos los continentes y países contribuyeran y asistieran en el nacimiento físico de la Nueva Era, entonces Indonesia, sus posesiones e incluso algunos de sus vecinos cercanos, serían considerados como uno de los cordones umbilicales de la Tierra. (Por favor dense cuenta de una cierta duda de mi parte, cuando utilizo el término “nueva tierra”, pues esto ha sido interpretado en forma errónea con anterioridad, como un substituto para el cuerpo actual de la tierra. Diré de nuevo para quienes prefieren un refuerzo, que hay una sola tierra, así como existe un solo tú. Tienen y continuarán rehaciéndose en una variedad de expresiones creativas y sin fin; todas ellas aún serán tú. Por favor, tengan fe en su habilidad infinita para rehacerse, así como sus experiencias; para que a la vez tengan fe en la tierra también).
En lo profundo, muy en lo profundo de estas tierras y bajo el gran suelo del océano, existen fisuras y rajaduras que muestran aperturas hacia la tierra interna. No son heridas y no requieren sanación. Las aperturas están ahí para facilitar la liberación de energías poderosas provenientes de la profundidad interna de la tierra. Estas sobrecargas están siendo monitoreadas por una inteligencia elemental, una parte de mi capacidad de sentir (sentiencia) que está al tanto de sí misma y que ahora mismo está dándole forma a su futuro potencial; así como de todo lo que reside arriba y dentro de la tierra. Aunque es difícil para ustedes el imaginárselo en este tiempo, estos cambios son de un gran beneficio para la tierra y para el futuro de la humanidad. La tierra debe restaurarse y premeditar una nueva vida. Al hacerlo, sus habitantes se les promoverán a que hagan lo mismo. Todos los cambios están en alineación con la restauración de los recursos actuales y futuros. Al mirar más allá de las zonas de comodidad y de los marcos mentales que predominan en el planeta aún, verán la necesidad de todo lo que está teniendo lugar. Decidan ser tanto participantes como observadores y verán y sabrán mucho más. 
Las islas que están localizadas ahora ahí, alguna vez hace mucho, se encontraban situadas en otro lado, se les conocía con otro nombre y estaban habitadas por otra gente. Los continentes y los suelos de la tierra están diseñados para moverse en todo o en parte, hacia arriba o debajo de los mares. La humanidad también, ha vivido arriba, abajo y dentro de mundos diferentes. Lo olvida, lo recuerda, lo olvida, lo crea y recrea. Mientras más imperfecto aparenta estar el mundo, más perfecto lo hará la humanidad, perfeccionándose así mismos en el proceso. 
Quizás perdonen la apariencia de una respuesta menos que compasiva, al mirar el horizonte que ambos conocemos tan bien y que ya no le sirve a la mayoría del planeta. Grandes movimientos de tierra reacomodarán estas tierras, elevando algunas más arriba para que no desaparezcan bajo las olas, como lo harán otras. Los cambios catastróficos que traerán estos eventos, harán que la tierra, los hogares y los recursos les sean disponibles a sus herederos y progenitores. Es un sacrificio meritorio y quiénes lo hagan hoy, también han cosechado los beneficios de quiénes se han sacrificado antes que ellos. Los ciclos son bien conocidos y gastados, pero nunca repetidos. Por la ingenuidad y majestad de Todo lo Que Es, de la que la humanidad también lo Es. 
La gente que hace su hogar ahí ahora, sabe cómo vivir, quizás mejor que muchos otros. Saben sobre el valor de la vida, tanto humana como de otra forma. Esa es una de las razones por las que son llamados a ir ahí. Les llama el valor y la calidad de vida que hay ahí. En otras partes del mundo y basándose en una definición más moderna del término, la calidad de vida puede significar las posesiones de uno, el tiempo libre del trabajo, la riqueza financiera y otros detalles. La mayoría de esta gente no conoce tales finesas, pero sabe sobre la vida y cómo vivirla. Sufren cuando es el tiempo de sufrir y celebran, cuando es el tiempo para celebrar. Viven conforme a las leyes del medio ambiente físico que pertenece al momento eterno. Su vida está dedicada a ambos. En estas tierras encontrarán almas muy, muy jóvenes y almas muy viejas que están más que deseosas de enseñar lo antiguo. La parte antigua de una historia que es ajena a los jóvenes, una que suena más mitológica que real. ¿Quién es el que dice qué es real? ¿Quién hubiera creído que las olas podrían tragarse una isla hace pocos años? ¿Quién lo duda ahora? Los ancestros saben y están anhelantes por compartir lo que saben, pero debe haber quiénes estén deseosos de escuchar y actuar; de otra forma,  no importará si el suelo sube o baja, ¿ven?
Como me han hecho preguntas,  también ocasionaré que reflexionen y se pregunten a ustedes mismos algunas cuestiones mías. Sólo tienen que contestarlas a ustedes mismos y a lo que los ha hecho únicos, sin que importe el nombre de a quién le llames querido: ¿por qué sostengo que esta gente y esta nación son sagrados? ¿Por qué me atraen estas tierras una y otra vez, así como a otras regiones donde se reúnen los muy jóvenes y los más ancianos? ¿Por qué se me invita consistentemente a ser testigo de la naturaleza cooperativa dentro y en todas las cosas? ¿Quién se beneficia con esto? Mi consejo continúa, aún mientras se siguen preguntando…
Fue en otros tiempos que comenzó su jornada, ahora solo continúa; pues todas las vidas son tanto originales como subsecuentes. Antes del último rompimiento de los continentes estaban cerca de ahí y en otros sitios también, en un cuerpo que era algo más ligero que el que ahora ocupan.  Se ordenaron ustedes mismos para aparecer como hombre o mujer, dependiendo de la necesidad o el propósito. Se pensaron en tener rasgos polinesios, aunque estos incluso parecerían haber pertenecido a otro tiempo. Fueron guerreros y fueron dioses, por lo menos para quiénes los conocieron y sus palabras fueron muchas veces para estar prevenidos. ¿Cómo se les enseña a las personas que ya no son bien recibidas en un suelo? ¿Cómo se les explica que mientras se encuentran en el lomo de la gran ballena, pronto estarán debajo de su panza?  Sería justo decir que fueron en su mayoría (aunque no en su totalidad) nada exitosos en esa tarea. No sería justo decir que fracasaron, aunque lo creían y por más tiempo de lo que hubieran preferido quienes les cuidaban. Esa es su opción, así lo es siempre. ¿Comienzan a recordar? Y ahora que lo saben, tengan cuidado de no dejarse caer en esa memoria, pues retornaría la angustia; aunque ya no es la suya. Recuerden, pero solo para que no olviden. De otra forma, les faltará la certeza que necesitan en esta vida, ¿lo ven?  Para que sirvan las memorias, deben permanecer suaves y plegables, no duras y frágiles; para que el tiempo pueda sanarlas sin que las estrelle.
Ahora, usen su estación de imagen (imaginación) para asistirles en el reconocimiento de la importancia de este tiempo y esta vida. Vinculen ustedes el pensamiento con la dimensión el propósito hasta que aparezca y surja un sendero claro, como el que lleva fuera del bosque hacia un claro. Dentro de ustedes, como dentro de otros que se beneficiarán por estas palabras, existe un deseo para ayudar. Sepan esto primero, sépanlo antes de que actúen. Saber es una naturaleza primaria y actuar es una segunda naturaleza. Sean guiados por sus deseos a largo plazo, aquellos que sugieren que espera una gran aventura. Al ir continuando el despertar, un fuego se encenderá. Nacido de una flama eterna, serán guiados por la dimensión primero y luego por la dirección.
La primera respuesta, de la que hablamos ahora, es solo eso…una primera…de muchas. Su conexión continua a la fuente, cuidará a los otros. Cada variante dentro de los cambios que observan a su alrededor, les hablará en un lenguaje que reconocerán como muy antiguo. No es el lenguaje de la necesidad, dejen que otros sigan esa promesa vacía hasta que ellos encuentren su agujero. En lugar de ello, sigan el lenguaje que se le llama, la presencia. Es el lenguaje de los ancestros, el que usan para alertarlos de su cercanía. Ahí, descubrirán su paso siguiente y quizás más. 
El lenguaje del cambio continuará hablando en pequeñas y grandes maneras. Esperen esto, pues el miedo creará una barrera dentro y fuera. El cambio insiste en una respuesta. Les dice que no pueden pasarlo por alto o ser otro de lo que son y donde están. Estén presentes dentro del cambio y no estarán bajo su efecto. Aprendan esto y lo enseñarán. Reháganse en la luz del nuevo día y reharán el mundo conforme a la ley natural.
¿Quiénes son para reclamar tal responsabilidad para una tierra o su gente? En esta ocasión son el hombre de familia, el sostenedor del hogar por decirlo. Esta vez no te ofreciste a los templos o al estudio de los cursos del iniciado. Sin embargo, como puedes ver bien, esto también es un tipo de iniciación. Este es un tiempo de rehacer lo que son, aún mientras la tierra continúa haciendo lo mismo. ¿Lo ven? Serán llamados hacia una variedad de tierras diferentes y este, el primer puerto de llamado, es uno que capturó su corazón hace mucho tiempo. ¿Les debo decir que cuando aparecieron hace mucho ahí, era demasiado tarde? ¿Les debo decir que aún cuando llamaron, ya no quedaba nadie que los escuchara? ¿Les debo susurrar que no había ni un oído sordo para escuchar sus súplicas?
Esta tierra, colocada como lo está arriba de una de las aperturas de la tierra misma, se beneficiará por su presencia, les recuerda, los conoce. Hacia el futuro será la Meca de muchos tipos, el tipo de lugar al que muchos peregrinarán y se sentirá como consagrado. Será un refugio de muchos tipos y les permitirá desaparecer si eso es lo que anhelan. Habrá otros suelos que ofrecerán la misma ventaja, así como desafíos de los que solo ellos hablarán. También será un refugio para otras formas de vida. Albergará y nutrirá, especies que han reducido su número demasiado, como para protegerse ellas mismas. Las que se encuentran cercanas a la extinción, así como las que están por rehacerse y que buscarán un santuario ahí. Será una tierra protegida, pero no lo será hasta mucho después, hasta que ocurran algunos de los otros cambios. Coloquen una bandera si gustan ahí, una pancarta que pase desapercibida, excepto para aquellos que saben lo que tú sabes, que es: el recurso y la fuente son uno. Dejen que esa bandera sea la mía, para que ninguna otra nación la reclame.
Habrá muchos temblores que moverán ese suelo y las aguas que lo rodean. Registrarán alto rango en los instrumentos que los registran y quiénes estudian esto se encontrarán alarmados seguramente. Algunos de los temblores se elevarán desde lo profundo del suelo del océano y aún más profundo también. El sonido producido por la generación de las ondas magnéticas, viajará hacia los otros océanos y de vuelta. La ciencia aprenderá mucho de esto, si aplica nuevas reglas a viejos pensamientos. La gente de estas tierras, son parte del agua como de la tierra. Se les ha dicho esto, es parte de su historia y de su folclor, pero muchos ya no lo creen. Como una parte de la humanidad, su voz puede tambalear y su fortaleza puede fallar, pero resurgirán de esto incluso. Recordarán que como vasijas sobre la tierra, son como su pilar y como vasijas del mar, serán su labrador. Atado a la tierra por un cordón de luz y de sonido, también son nutridos por el cielo. Una vez que han hecho su paz ahí, tanto con el futuro y el pasado, estarán bien preparados para ir a otro sitio y su memoria hablará de nuevo en el lenguaje de los ancestros. Su presencia les guiará y ustedes sabrán.
¿Eso que dice también se aplica a la gente y tierras de Bangladesh? No puedo explicar el por qué, pero este es otro sitio que también me es cercano y querido.
Sí  y no. Esta tierra tiene una historia diferente.  Estará menos poblada en el futuro, pues así era como estaba en el principio y es como desea estar de nuevo. Esta tierra se inundará. De nuevo y de nuevo se inundará, hasta que se comprenda que esta es la voluntad misma de los elementos. Aún es difícil que la humanidad comprenda que no puede controlar los elementos y continuará intentándolo. Esta tierra está propensa a la inundación por el agua. La ciencia lo llamaría un territorio de inundación, pero los iniciados saben que es otra cosa. Es la tierra madre de las aguas. Las que se rompen y fluyen libremente cuando se acerca el parto. Anuncian las estaciones del renacimiento y aún el nombre del próximo que es sagrado. Nadie está escuchando esto. El lenguaje aquí es también muy antiguo. Hay pocos que lo hablan y quiénes lo hacen escuchan de vez en cuando. Las aguas madre nutren la tierra incluso como las aguas del Nilo lo hicieron hace mucho. Empujan y mueven todo lo que esté a su paso, como lo hace un niño cuando surge para tomar su primer aliento.
El mundo está lleno ahora y pleno de gente y sitios. No es un tiempo simple y la decisión de colocarse uno o la familia de uno en otro lado, tampoco es tan simple; para algunos es casi imposible. ¿Está la tierra no perdonando y sin compasión, cuando sus aguas se rompan? ¿Está sin importarle el cuidado de generaciones futuras? Quiénes hacen su hogar ahí, forman parte del gran ciclo y sabios son los que lo saben. Quiénes se quejan con los dioses antiguos, estarían mejor si oraran a los nuevos o al menos reconocieran que habrá nuevos dioses, casi tan seguro como hay viejos. Quiénes se quejan con sus vecinos o empujan a los habladores a que den un resultado diferente, estarán decepcionados de nuevo este año por la naturaleza; pues la madre de los elementos se saldrá con la suya, así como ahora lo hago yo. 
La tierra deberá ser alimentada, para que a su vez pueda nutrir a la humanidad. Reclamará lo que no se ha dado razonablemente. La humanidad lucha por una parcela de tierra, que no es más grande que una estampilla. Rara vez le da a su vecino o aún incluso a su amigo. La tierra es un bien valioso porque se le ve como un recurso fértil, como desierto no valdría la pena. La humanidad debe aprender a dar para poder recibir, pero esta es una lección difícil de aprender; particularmente cuando la carencia amenaza el horizonte, en lugar de la abundancia.
Reciban la abundancia de la tierra en las formas en las que se ofrece y las aguas recederán. Los elementos no reclamarán más de lo que necesitan y aún esto, será regresado bajo la condición que se mejore en mayor proporción de lo que se hace ahora. La tierra puede albergar el frio, alimentar al hambriento y alejar la sed, pero no será controlada por los tiranos lastimosos que se colocan como reyes, mientras hay otros que se mueren de hambre. Protéjanse contra el peligro y protejan sus bienes domésticos, pero no hagan a un lado la primera casa, el hogar donde mora el espíritu o todo lo demás será para nada.
La tierra que no se ceda ahora, después será redistribuida como si lo hubiera sido. La tierra y sus recursos están en préstamo. Contrario a algunos, cambiarán por su propio acuerdo, especialmente donde la humanidad no obedezca sus propios acuerdos. ¿Han visto que los lagos se vacíen ellos mismos aún? ¿Han visto que las aguas aparezcan por otros lados? ¡Ya lo verán! ¡Aún hay maravillas por aparecer! La riqueza de la tierra se redistribuirá ella misma en forma justa, pero la humanidad debe estar dispuesta a realizar lo mismo. En algunos casos, esto significará el tomar la familia de uno e irse en un viaje hacia otro sitio. Así que esta gran tierra de Bangladesh, le será devuelta a Gaia. Retornará a la tierra y otras áreas serán dadas. Esto cae dentro de los grandes ciclos de las cosas que se reclaman como propias, así que es mejor abrazar el cambio, antes que resistir lo inevitable.
Siento que debo continuar preguntándote, aunque tus respuestas refuerzan lo que ya me has mostrado. Quizás porque tu canal vive en América del Norte, tus palabras con frecuencia se dirigen hacia quienes viven en el norte y el sur. Mi casa está en el Lejano Oriente y mi corazón también. La gente aquí tiene miedo de sus vecinos en Corea del Norte. He tratado de que no sea así, pero aquí donde no hay barreras, lo admito de otra forma. ¿Me puedes ofrecer algo?
Estás siendo impulsada a dirigirte hacia áreas donde hay o continúa habiendo una falta de respeto por la vida y/o por aquello que soporta la vida. Hace mucho, hiciste referencia a la tierra de Corea del Norte como los campos de matanza, lo que colocó una gran polaridad sobre la tierra, en lo que a ti se refería. Supongamos por un momento, que en un punto del espectro hay pérdida de vida, mientras que en el otro punto del espectro hay  asesinato, pérdida y matanza. En lo que se refiere a este territorio, se han colocado más cerca de la punta más densa del espectro. Por eso es que das vueltas en un país diferente al de tu nacimiento y es la razón por la que hablas por una gente y una cultura que es adoptada en su mejor forma. Lo has convertido en tu inquietud hoy, porque esta preocupación fue tuya una vez. Tú eres tu propia maestra aquí y tu propia sanadora también. ¿Lo ves?
Sé inocente en tus pensamientos y el progreso irá rápidamente. Sé absoluta en tu deseo y se termina la jornada. En otras palabras, ve ante ti la tierra del inocente y el benevolente, pues al ver algo diferente, te retrasará y de otra forma pudiera engancharte. ¿Por qué luchar con el tigre si no lo tienes que hacer? No hay nadie que te verá ganar o perder. Afila tu cuchillo y luego enváinalo. Eso es lo que haría un guerrero. Grandes guerras se han peleado por menos y la sangre es digna de protegerse. Mis palabras protegen tus memorias, pero no las esconden. Ve más allá de la turbulencia y deja que hablen los pensamientos.
No hay batalla en la tierra que sea tuya. No hagas que sea una de ellas. No hay pérdida de vida para vengar. Aleja la espada. Colócate como alguien neutral y camina el sendero del medio. No vayas hacia las orillas de la conciencia. El sendero de la polaridad no es el tuyo en esta ocasión y no estás aquí para enderezar algo equivocado. Disminuye la resistencia en tu interior y encontrarás una mejora en las condiciones del exterior. Se creativa, pues ese es tu estado natural y serás de gran beneficio para todos a quién les concierne.
En cuanto a la tierra misma, si no está armada, está hambrienta y cansada. El tigre puede ser domado con un poco de leche, pero la leche que ha sido ofrecida hasta ahora, está contaminada y quiénes la ofrecen como un lujo, esconden un collar y una jaula. El tigre sabe esto y prefiere morirse de hambre junto con su gente. El tigre no es excepcionalmente brillante. Vive por sus instintos y estos ya no le son útiles, como lo fueron antes. El mundo puede vivir sin el tigre, pero el tigre no puede vivir sin el mundo; así que va al ataque arañando y mordiendo y luego se retira de vuelta. El tigre no ataca, camina lentamente en una postura ceremonial. No tiene armas, pero está escoltado por quiénes sí las tienen. Su aparente libertad es a costa de otros y no pide disculpas a nadie. El tigre vaga en una jaula de su propia manufactura. Como el hábitat de un zoológico, la ilusión es una que es perfecta. 
¿Por qué estás tú y otros con miedo del gran tigre? Estás fascinada por lo que no puedes cazar. No puedes usar tu espada, ni retornar con un trofeo. El tuyo es el sendero de la sabiduría no descubierta y de realidades que están resolviéndose. ¿Por qué Gaia habla en metáfora? ¡Para que no te atrapes tú misma en tu propia red y para protegerte y mantener tu inocencia! Para que no hables con desdén y causes tu retorno, o peor aún, del mismo tigre. Has venido a dar vida y aliento, pan y agua. No gastes nada. 
Deja que todos los países y sus gentes sean guiados por una autoridad superior. No defiendas a nadie ni culpes a nadie. Imagina que cada uno porta una antorcha de un color diferente. Renómbralos en tu corazón y pronto ellos mismos se renombrarán. Deja que la luz hable por sí misma, ella sabe exactamente dónde ir. Recuerda que aún la luz sostiene polaridad para algunos, así como la oscuridad lo hace para otros. Los dramas de la tercera dimensión se han jugado y re-jugado ellos mismos muchas veces. No ayudes a que se repita de nuevo. Mira hacia otro lado, de reojo o no mires. Hacer esto es dirigir la tierra y su gente a una condición de restauración. En la práctica quietud de la no-interferencia, las semillas de la sabiduría se siembran. Pronto verás los corredores del cielo que se abren para recibir aún a quiénes menos se imaginaron. Los villanos del mundo han construido sus castillos en la arena. De alguna forma, siempre lo hacen. 
                                    Claridad y valor para hoy, guía y sabiduría para el mañana.
                                                                           * * * **
 Sitio Oficial http://www.thepeacefulplanet.com  
El Manantial del Caduceo con la debida autorización del sitio original cuenta con el material traducido al español en archivo Word el cual podrán descargar desde su sitio www.manantialcaduceo.com.ar/pepper_lewis/gaia.h
                        
 
 

Publicar un comentario