lunes, 30 de marzo de 2009

Alas~ Avanzando A Través De La Apertura Del Equinoccio ~



¡Bienvenidos! Volvernos tan libres y despejados como sea posible es lo que nuestras almas están tratando de hacer, conforme seguimos preparándonos para una nueva residencia en un nuevo lugar. Y aunque muchos de nosotros podemos estar bastante libres de mucho de lo que está vibrando más bajo que donde estamos ahora, o de lo que nos estaba reteniendo en el pasado, aún no sabemos exactamente hacia dónde vamos. Esta es la situación y el plan divino, y como siempre, vamos por buen camino: A mediados del verano del 2008 empezamos a sentir los signos o síntomas de que habíamos terminado. Esto se manifestó como no saber lo que se suponía que debíamos hacer, sentirnos inútiles y fuera de lugar, sentirnos invisibles y no valorados ni necesitados, y en general, simplemente perdidos. Para Octubre, la des-conexión era muy evidente y completa para muchos, y para Enero del 2009 era bastante evidente que había algo muy nuevo en el horizonte para el 2009. Enero introdujo muchas manifestaciones de establecernos para lo nuevo, de crear una nueva etapa para nosotros mismos, y de preparar un nuevo cimiento para una nueva realidad en un nuevo lugar. Casi como si estuviéramos empacando para un viaje muy especial, teníamos deseos de reemplazar cualquier cosa vieja con algo nuevo, de saber que íbamos a algún lugar nuevo y emocionante, y de dejar atrás nuestro viejo mundo mientras nos preparábamos para un nuevo viaje a una nueva tierra. A medida que nos acercábamos a la compleción de este proceso de establecimiento, otras cosas también necesitaban atenderse. Teníamos que estar listos en todos los niveles. Así entonces, nuestros nuevos cimientos también incluían un nuevo nosotros. La atención a nuestra salud y bienestar, junto con la atención a lo que nosotros necesitábamos primero era ahora una prioridad. Habíamos elevado con éxito al viejo mundo a una nueva vibración o peldaño en la escalera de ascensión, lo cual era nuestra intención original, y ahora ciertamente podíamos ocuparnos de nosotros mismos por un tiempo. Ya que el proceso de ascensión se parece tanto a la menopausia tanto en hombres como en mujeres de todas las edades, esto no fue la excepción. Habíamos terminado de “criar”* al planeta, y ahora era el momento para nosotros. Cuidar de uno mismo entonces, iba desde atender nuestro peso, hasta hacer ejercicio, procesos contra el envejecimiento, ya que el proceso de ascensión (especialmente en los dos últimos años) realmente puede hacer envejecer a una persona (¡toda esa transmutación a través de nosotros mismos!). Ahora somos rejuvenecidos al comenzar de nuevo... un re-nacimiento en otra tierra y una realidad muy nueva. En este sentido, vemos cómo regresa nuestra energía, cómo todos esos dolores y achaques musculares y corporales del pasado, que eran resultado de nuestros viejos roles desaparecen, y cómo conectamos con muchos nuevos productos y apoyos que sirven para revitalizar y rejuvenecer. Además, teníamos que dejar atrás el viejo mundo en su totalidad, y esto fue un proceso largo, o así lo pareció. Conforme nos acercábamos a Junio del 2009, realmente tuvimos que dejar ir, dejar ir, y dejar ir un poco más. Pudimos haber despertado de repente y descubrir que no teníamos ningún deseo en absoluto de estar con las mismas viejas personas, las mismas viejas cosas, y de las mismas viejas maneras. Nuestros roles han cambiado. Estamos renaciendo. Todo es y será diferente ahora. Cuanto más tiempo pasamos en las viejas estructuras y los viejos sistemas, alrededor de viejas vibraciones y viejas maneras, más vamos, sin duda, a volvernos locos, a sentirnos increíblemente enojados, y totalmente miserables. Al igual que un cirujano con un delicado bisturí, hemos tenido que cortar cuidadosamente lo viejo de nuestras vidas para poder empezar otra vez, frescos y nuevos. Y empezar de nuevo con un nuevo comienzo compuesto de casi nada, es lo que necesitaba ocurrir. El equinoccio del 20 de Marzo y la luna nueva del 26 abrieron otra nueva puerta. Si estábamos vibrando de cualquier manera que no coincidiera o estuviera en alineación con la nueva realidad, sin duda lo sabríamos. ¿Algunas viejas vibraciones que necesitaban partir? No ponernos primero a nosotros mismos y a nuestras necesidades. No sentirnos cómodos pidiendo lo que queremos. Permitirnos ser atrapados y mantenidos como rehenes por vibraciones inferiores que absorbían nuestra energía. Creer que teníamos que ser “buenos” y educados con energías que no lo eran. “Permitir” que energías más viejas y más densas tengan rienda suelta, pensando que estábamos siendo respetuosos. Si no estábamos listos para entrar a través de estas nuevas puertas, entonces teníamos que pasar por otra, aunque breve, limpieza y liberación. Malestar abdominal, achaques musculares y del cuerpo, dolor emocional, y cosas similares fueron manifestaciones comunes. Y como siempre, cuando subimos a una vibración superior, podemos volvernos muy letárgicos, débiles, somnolientos, cansados, distraídos, y sin fuerzas. Empezar todo de nuevo, y empezar algo nuevo puede sentirse vacío al principio. Pero también puede sentirse gloriosamente bien. Es muy liberador. Cuanto más progresamos con este proceso, más ligeros nos sentimos, y así, tener que enredarnos con cualquier cosa en absoluto, puede ponernos de mal humor, con-fundidos, enojados, resentidos y deprimidos. Y toparnos contra cualquier energía de menor vibración pueden hacernos salir tambaleándonos. Pero cuanto más dejamos ir, cortamos, dejamos atrás, y nos negamos a participar en estas viejas energías, más nos encontraremos en el ojo de la tormenta.... nuestro centro perfecto... y justo donde tenemos que estar. Estar en el ojo de la tormenta es estar en un maravilloso flujo que crea y atrae hacia nosotros exactamente lo que necesitamos en un momento dado. En estas energías nuevas y superiores, podemos simplemente estar quietos, seguir por nuestro día, y el universo nos traerá cualquier cosa y todo a nuestra puerta. Una buena regla a seguir en estas energías es prestar atención a cuáles puertas se están abriendo y cuáles se cierran. Yo he encontrado que cualquier bloqueo o puerta cerrada simplemente me está diciendo que hay otra alternativa que es mucho mejor y que voy a ser conducida inmediatamente a esa puerta abierta. No necesito hacer nada... la puerta llegará casi de inmediato, y si no, he aprendido a simplemente esperar a la vez que me divierto y permanezco tranquila. En este momento, estamos en una energía muy tranquila. Los teléfonos no están sonando, los emails pueden ser escasos, y el dinero puede estar en bajada (si han llegado a lo nuevo). Pero esto es sólo temporal. Hemos hecho grandes progresos en establecer nuestros nuevos cimientos, en dejar ir mucho, y en simplemente permitir que el flujo nos lleve adonde tenemos que estar. Si intentamos empujar las cosas hacia adelante ahora (y por favor sepan que aquí sólo les estoy dando una lectura de la energía... ustedes pueden hacer lo que consideren adecuado para ustedes), estaremos yendo en contra de la corriente y quizás incluso creando cosas que tendrán que ser des-hechas y a las que más adelante tendremos que regresar. Está tranquilo ahora porque no todos han llegado todavía y no podemos conectar plenamente el uno con el otro hasta que todos lleguen. Este tiempo es ahora para nuestro disfrute. Este tiempo es para relajarnos y para nosotros. Este tiempo es para la creatividad y para continuar con el proceso de establecimiento o en otras palabras, para seguir creando y diseñando a lo que pronto daremos forma. En este sentido, podríamos no estar claros en cuanto a dónde vamos. Podemos sentir que ya hemos terminado, que estamos listos para seguir avanzando, ¡pero no tener idea de hacia dónde ir! Podemos sentirnos perdidos sin un timón, sentirnos des-conectados aún de nuestra nueva orilla, y preguntarnos adónde ir que ahora coincida con quienes somos ahora. Esto es simplemente parte del proceso. Esta nueva energía es tan mágica, es muy ligera, es muy clara, es muy preciosa. Y permanecer en el ojo de la tormenta, o fuera de lo viejo, es una manera segura de encontrarla. Son estos momentos simples los que nos pueden colocar allí. La otra noche estaba en la cama con mi nieta de ocho años. Era tarde, ya que está en sus vacaciones de primavera. Las dos estábamos leyendo. De vez en cuando, parábamos y preguntábamos la una a la otra, “¿En qué página estás tú?” Mirando su cara tan cerca de la mía, sus bellos y profundos ojos marrón intenso (¡tenemos generación tras generación de ojos azules en nuestra familia!) y su piel aterciopelada color chocolate, sólo pude maravillarme de que mi sangre realmente corriera a través de la suya. Despertar por la mañana con dos pequeños de apenas nueve meses, con sus risitas y sus sonrisas tan brillantes al hacer contacto con los ojos, y que llenan la habitación con luminosidad, me alegra el día. Y cuando estoy en mi casa en el área de Ramah, me siento afuera a escribir en mi portátil, con una suave brisa corriendo a través de mi cabello entre los cálidos rayos nuevos de la primavera, me siento verdaderamente en mi centro. Abril traerá muchas más conexiones e incluso más de un movimiento hacia adelante. Las cosas se están anclando ahora, aunque sea muy lentamente. El equinoccio y la luna nueva abrieron más puertas, sacándonos más plenamente de lo viejo, y permitió entrar aún más libertad en nuestras vidas. Estos eventos en Marzo nos permitieron más “espacio”, ya que pudimos entonces avanzar aún un poco más, salirnos más plenamente de lo viejo, y por lo tanto, ¡no tener que “estar matando” las viejas energías que nos rodean! Cuanto más nos des-conectamos de lo viejo, más cómodos vamos a estar, y el universo (o nuestras almas), nos está guiando a cada paso del camino. Sólo necesitamos seguir las migajas, abrirnos a esta nueva guía, salirnos del camino, y permitir que nuestros nuevos espacios lleguen mágicamente para nosotros, sin analizar, cuestionar, ni resistir. Es a través de esta facilidad, a través de estas puertas abiertas, a través de estos continuos mensajes y sorprendentes sincronicidades que encontraremos nuestros nuevos espacios y nuevos hogares. Decir un atento “no” a cualquier cosa vieja que intente conectar con nosotros, y decir un atento “no” a cualquier participación en las energías viejas e incómodas, siempre permitirá que llegue lo nuevo como por arte de magia. Para Junio, entonces, nuestras anclas estarán completas. Estaremos plenamente arraigados en lo nuevo y listos para que nuestras nuevas vidas y nuevas realidades empiecen sus completos y seguros nuevos comienzos. Debido a este nuevo “arraigamiento” que tendremos que encarnar, todavía nos estamos preparando en algunos sentidos. Ya no podremos conectar por allí y por acá. Ya no podremos “irnos” a través de la meditación, la imaginación, ni mucho más. Necesitamos estar aquí ahora. Estamos sosteniendo estas nuevas energías de este nuevo peldaño en la escalera de ascensión y estas energías llegarán a través de nosotros. Hemos evolucionado hasta aquí y lo hemos ganado. Por lo tanto, vamos a estar asumiendo y encarnando más. Por lo tanto, aunque podamos ser mucho más ligeros, también nos sentiremos mucho más pesados en cuanto a que ahora estaremos muy apegados a la tierra. Tendremos que quedarnos, permanecer quietos, y permanecer centrados. Estamos conteniendo mucha más luz ahora. Esta confusión en cuanto a dónde ir y dónde pertenecemos ahora empezará a disiparse. Muy pronto nos daremos cuenta de que somos nosotros quienes vamos a crear adónde vamos. Hemos llegado a un nuevo peldaño de la escalera de ascensión, y ahora debemos crearlo. Nos corresponde a nosotros. Así que de esta manera, tal como mencioné en la publicación de ALAS del 15 de Marzo, empezaremos a conectar entre nosotros y a formar una red de base para este nuevo peldaño. Mientras observamos lo que está ocurriendo en el próximo peldaño hacia abajo (o el viejo mundo que está haciendo también una transición masiva), también estaremos creando nuestro propio mundo muy nuevo en nuestro nuevo peldaño. Aprender cómo permanecer fuera, o navegar por las energías del viejo mundo, nos parecerá ajeno a muchos de nosotros, pero convertirnos en ángeles de la tierra es nuestro plan y estas nuevas maneras de ser son de lo que se trata este sitio Web. Sí, para Abril nos sentiremos mucho más ligeros, vamos a experimentar tantos sucesos mágicos, y sabremos en verdad que hemos llegado a un lugar muy nuevo, a la vez que por fin hemos salido muy completamente del viejo mundo y de la vieja realidad. Con mucho amor y gratitud... hasta la próxima,
Karen Bishop...
Traducción: Margarita LópezEdición: El Manantial del Caduceohttp://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
Publicar un comentario