miércoles, 4 de abril de 2012

Cuando la vida habla


La Vida es más antigua que todos los seres vivientes;

más que la belleza antes de que ésta naciera y adquiriera alas en la Tierra;

más que la Verdad, antes de que alguien la dijera.

La Vida canta en nuestros silencios,

y sueña cuando dormitamos.

E incluso cuando estamos abatidos y rebajados,

la Vida esta en su trono, y muy alta.

Y cuando lloramos, la Vida sonríe a la luz del sol,

y es libre hasta cuando arrastramos nuestras cadenas.

La Vida es profunda, y alta, y distante,

y aunque sólo vuestra más amplia visión puede divisar sus pies,

la Vida está cerca.

Y la Vida está velada y oculta,

así como vuestro Ser Superior está oculto y velado.

Sin embargo, cuando la Vida habla

todos los vientos se vuelven palabras;

y cuando vuelve a hablar,

las sombras de vuestros labios y las lágrimas de vuestros ojos

también se convierten en palabras.


Cuando la Vida canta, los sordos oyen, y se quedan embelesados;

y cuando la Vida llega caminando,

los ciegos la contemplan, se asombran, y la siguen, fascinados y atónitos.


Si tu imaginación tiene, aunque más no sea,

el tamaño de una semilla de sésamo, todo será posible para ti.


Por muy instruidos que seamos, por mucho que lo merezcamos,

jamás lograremos una vida mejor

mientras no podamos imaginarla

y no nos permitamos alcanzarla.

(Kahlil Gibran)
Publicar un comentario