martes, 20 de marzo de 2012

Nuestra presencia en este Mundo


Reina en nuestro interior el Yo eterno que anima la chispa divina personalizada, sin la cual no podríamos existir. El objeto de nuestra presencia en este mundo estriba en llevar a cabo la unión entre nuestro pequeño yo y nuestra alma, sacralizando de ese modo la existencia de la tierra. 
Tagore
Publicar un comentario