domingo, 3 de enero de 2010

Una reflexión para cada día...



Haste Tiempo...
Hay muchas almas con las manos extendidas buscando ayuda y sontén.
Estáte dispuesto a ayudar cuando se te requiera y nunca dejes a un alma que busca, con la manos vacías.
Da y da sin distinción, nunca permitas que nada te aflija demaciado.
Hay tiempo para todo lo que realmente es necesario.
Hazte tiempo despertándote temprano a la mañana cuando todo está en paz y la calma envuelve todo.
Usa ese tiempo plenamente. Nunca te lamentes del tiempo precioso que pasas Conmigo.
Es entonces cuando creces espiritualmente, cuando floreces.
Los momentos de autodiciplina son buenos, prueban que has elegido ponerme a Mí y a tu servicio a Mí primero.
Pon primero lo primero. Esta elección se hace en el primer momento cuando te despiertas, ¿eliges tenerte indulgencia durmiendo un poco más?
¿Deseas buscarme a Mí primero?
...Siempre tienes que elegir. Cada día la elección está ante ti nuevamente; no es algo que haces una vez y es para siempre. Durante el día - y cada día- esta elección está en tus manos.
Dios me hablo
Eilleen Caddy
Publicar un comentario