viernes, 13 de noviembre de 2009

Nuestro cuerpo está en nosotros, pero nosotros no estamos en el cuerpo.



El cuerpo y las facultades aparecen en lo que somos.

Nuestro cuerpo está en nosotros, pero nosotros no estamos en el cuerpo. El cuerpo aparece en nosotros en tanto que idea y percepción. Cuando nos despertamos por la mañana, es el cuerpo el que despierta en nosotros y no a la inversa.

Jean Klein, extraído de “La mirada inocente”

palabrasmaestras

http://palabrasmaestras.wordpress.com/


Publicar un comentario