miércoles, 11 de noviembre de 2009

La Realidad sin Forma

Mientras continuemos separándonos de la propia realidad imaginándonos ser la forma de un cuerpo físico, no podremos concebir a Dios excepto como una forma. Hasta que lo experimentemos como el propio sí mismo real, que es la consciencia sin forma y por lo tanto sin límites «yo soy», solo podemos conocer a Dios como un pensamiento en la propia mente, y todo pensamiento es solo una forma —una imagen mental.

Aunque podamos imaginar a Dios sin forma, esa imaginación es todavía solo un pensamiento, que es una forma que hemos creado en la propia mente, de modo que al imaginarlo así no podemos experimentar su verdadera naturaleza sin forma. Podemos experimentar su realidad sin forma solo volviendo la mente hacia dentro y sumergiéndola en la claridad absoluta del propio ser auto-consciente, que solo es su realidad sin forma.

Sadhu Om

blogvict.blogspot.com
Publicar un comentario