jueves, 7 de mayo de 2009

La Gripe de 24 Horas de la Ascensión… ¡UGH!, por Karen Bishop





Las energías de los reinos superiores todavía nos están empujando, y esto puede sentirse de diversas maneras. Como una mano escoltándonos a una tierra más elevada, experiencias superiores y aún espacios nuevos, a veces podemos sentir como si un cordón energético estuviera arrastrándonos, manteniéndonos en el sendero y asegurándose que estamos donde siempre debimos estar.

Mientras elevamos nuestra vibración, debemos expandirnos. Físicamente, actualmente se está experimentando una sensación de sólo sentirse horrible, aunque podamos no saber por qué. ¿Estamos experimentando un ataque de envenenamiento por alimentos o una gripe de 24 horas? Pienso que no. Hinchazón, dolores, náuseas, debilidad extrema, mareos, incomodidad intestinal, dolor de cabeza (¡ese viejo chakra corona!), palpitaciones del corazón y dificultad para respirar y sólo una necesidad de simplemente colapsarnos por un día son síntomas comunes para muchos últimamente.

Emocionalmente, podemos sentir como si lloráramos un río y también sentir una tristeza enorme sin razón aparente. Y encima de todo, muchos de nosotros estamos inusualmente ocupados también… ocupados completando las nuevas instalaciones de las situaciones que conciernen a nuestros espacios y roles muy nuevos. Presión, tensión, prisa, desorientación y demasiado en nuestras bandejas que no parece que sea vivir en los reinos superiores, pero sólo es una etapa de transición lo que estamos experimentando, y con el tiempo, se calmará.

Las sincronicidades todavía permanecen, y que divertidas son. Parece que sólo podemos pensar en algo muy brevemente y aparece en tiempo récord. Y son las pequeñas cosas a las que no estamos ligados que parecen aparecer justo ante nuestros ojos cuando menos las esperamos. Esto es porque no estamos ligados a los deseos pequeños, y entonces estamos en un espacio energético de dejar ir y permitir, lo que es un estado obligatorio para estar cuando creamos. El otro día estaba repitiendo una frase en mi mente (no puedo recordar cual) y repentinamente pasé por delante de una vitrina que tenía la misma frase en su etiqueta de identidad.


En realidad, estas cosas no son realmente sincronicidades… en realidad estamos creando lo que estamos pensando, ¡porque estas nuevas frecuencias superiores están realizando su labor.



Otra ocurrencia común es encontrarnos a nosotros mismos en situaciones donde estamos siendo culpados por cosas que no hemos hecho. Aquí está lo que está pasando: Estas nuevas frecuencias superiores están forzando a todos y cada uno a avanzar, lo deseen o no. Esta situación crea mucho temor y pánico. El miedo y el pánico crean energía de ataque. Y la luz es la que usualmente es atacada, o cualquier cosa que no se ajuste a lo que una persona desea continuar sosteniendo.



A causa de nuestra nueva residencia más reciente en una vibración superior, hay mucho más temor que nunca antes. Las frecuencias más bajas no pueden existir y esto está creando caos. Si puedes enfocarte en lo que está adelante, a donde estás yendo o a donde te estás preparando para ir, y entiende que el nuevo mundo y los reinos superiores no contienen miedo, caos o pánico, y si realmente puedes confiar en que todo está en el orden perfecto y divino, te sentirás mucho mejor.

Cuando lo que siempre hemos sabido como una realidad desaparece repentinamente, y cuando nuestras así llamadas, seguridades previas, ya no pueden existir, nos sentimos enormemente angustiados. Ve más arriba. Sitúate en más amor, solidaridad, entendimiento, maneras superiores de vivir y ser y confía en la Fuente y tu nueva residencia estará en alineación más que nunca.

Permítete ser propulsado hacia los reinos superiores. No te interpongas en el camino. Sal de tu cabeza y entra en tu corazón. No trates de analizar o imaginar de acuerdo a como estabas acostumbrado, porque ahora estamos en una frecuencia superior y lo que siempre habíamos conocido no existe aquí. Espera algo nuevo y diferente. (Si yo me puedo casar con un hombre maravilloso a la edad de 53 años, después de toda una vida de relaciones difíciles, ¡cualquier cosa puede pasar!). Ajusta tus prioridades para que esas personas, el amor, la solidaridad, el apoyo y tu verdadera pasión estén al frente. Ábrete y permite, y deja que tus viejas creencias y experiencias se vayan. No tienen valor aquí.

Entiende que eres amado, apoyado y estás siendo guiado por tu alma a cada paso del camino. Esta es la manera en que fue planeado. Ahora es tu tiempo. Hemos llegado. Estamos comenzando el nuevo sueño.

Deseándote el Cielo en tu corazón, la luz de las estrellas en tu alma, y milagros en tu vida en esta época maravillosa.

Hasta la próxima,
Karen
Sitio Oficial en Inglés: http://www.whatsuponplanetearth.com
Todo el material de Karen Bishop pueden descargarlo en archivo Word desde su sitio en español www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm



Traducción: Laura Pérez Morales
Publicar un comentario