martes, 5 de mayo de 2009

¿Cómo es posible vivir el Universalismo cuando se mantiene la identificación con el ego?


Hay varias clases de egos: hay los llamados “egos maduros”, que al poseer mayor experiencia, comprenden mejor el Universalismo, pues bien aprendieron que la carencia de este, engendra todo tipo de violencia entre los seres humanos. Los egos maduros son siempre los que están a la cabeza –por así decir- de las ideas de avanzada espiritual en el mundo.

Los “egos niños” son los egos de los dogmáticos... como cuando el pequeño dice a sus compañeritos en el colegio: “mi Papá es el mejor Papá de todos”... "mis juguetes son los más bellos y mi Mamá es la Mamá más buena”...


De una u otra manera, todos sufrimos esa identificación con el ego, sólo que en algunos, al tener un ego más espiritualizado, su apertura para lo sublime es superior a la de quienes poseen ego más materialista.




Ada Albrecht
Publicar un comentario