miércoles, 13 de mayo de 2009

Guarda Silencio y Medita Esto

Arcángel Zadquiel

Guarda silencio y medita esto... La naturaleza humana consiste muchas veces en vivir sin medir las consecuencias de sus actos. Es cierto, el libre albedrío que se les ha dado es la causa de esta forma errada de vivir de muchas personas. Pero no podemos cambiarlo ni juzgarlo. Así que mi punto es que improvisar tu vida puede ser placentero, pero no siempre es sano.
En este momento pisan la tierra una multitud de seres que se dedican a enseñar a la humanidad a lograr la felicidad, pero esta es imposible si sólo vives sin pensar tus actos.
Cada paso que das en tu vida terrena genera una consecuencia, cuando no piensas en ellas, te estás inclinando hacia el lado oscuro, el que más fácilmente te atrae; el que una vez que te atrapa, no te deja ir... Pero regocíjate amigo, amiga, esto puede cambiar.
De los siete días que tiene la semana, ¿cuales de ellos te has detenido a planear tu vida? ¿Qué compromisos has adquirido y cuáles de ellos has cumplido?
Ahora es tiempo de que guardes silencio. Reconoce tu ser actual, sin miedos ni culpas. Cierra los ojos y piensa en tus últimos siete días. ¿Lo que hayas realizado, es útil para tu vida? Domingo... Lunes... Martes... Miércoles... Jueves... Viernes... Sábado al fin. ¿Has hecho algo que afecte el bienestar de otro? ¿Te has causado daño a tí mismo o has estado en peligro de hacerlo? ¿Todo lo que has hecho, o parte, busca el cumplimiento de tu plan de vida? ¿O lo corrompe? Piensa en esto, sólo es un breve momento del día...
Seguro que la última pregunta te ha marcado más que las anteriores. Claro, porque su respuesta es la que más te afecta. Cuando vives en desorden y no te das un momento para meditar tus actos, te restas oportunidad de conocer tu "yo actual" y también vas perdiendo capacidad de decisión sobre tu vida. No permitas que esto suceda, incluso si ya estás en el límite entre la luz y las tinieblas, el libre albedrío que puede causar que tu vida se desordene te puede salvar de caer en el abismo.
Tú decides, si tu modo de vida no es el más acorde, puedes decir "¡Es hora de transformarlo!" y entrar en acción. La humanidad te lo agradecerá, y tu alma también.

Bendiciones.
Mensaje recibido el día Domingo 22 de Marzo de 2009, a las 02:45 p.m.
"Salones de Luz"
Publicar un comentario