jueves, 9 de abril de 2009

La conexión con los hermanos del espacio


La Nueva Tierra - capitulo 17

Muchas personas que no están familiarizadas con las predicciones sobre los Cambios Terrestres, si están al tanto de la actividad de los OVNIS o 'platillos volantes'. Aunque el Gobierno continúa negando su existencia, los OVNIS son aceptados por más de la mitad de la población de los Estados Unidos. Más de 10.000 avistamientos son registrados anualmente en todo el mundo.
Toda esta actividad obedece a tres propósitos. Uno de ellos es el programa de monitorización de nuestros Hermanos del Espacio, y de actuación en caso necesario, para mantener la paz y la estabilidad dentro y fuera de nuestro Sistema Solar. El segundo está relacionado con el peligro suscitado a partir de la Segunda Guerra Mundial y las muchas explosiones nucleares y experimentos que se llevan a cabo en la Tierra. Y el tercero, y más importante, es un programa relativo a los preparativos para acometer los Cambios Terrestres hacia el final de este milenio.
La mayoría de estos visitantes interplanetarios son miembros de la Federación Galáctica de Luz provenientes de varios sistemas solares de la Vía Láctea que siguen el camino de la Luz. A ellos se han opuesto en guerras galácticas la 'Lealtad a la Oscuridad' durante millones de años; seres sin amor, negativos y destructivos de las "fuerzas de la oscuridad". Con la llegada del Fin de Ciclo Galáctico, está situación se está modificando según nos movemos hacia la Era de la Paz Galáctica. Muchas de las Fuerzas de la Oscuridad están llegando ahora para unirse a las Fuerzas de la Luz. Están siendo conscientes de que, en este largo camino, ellos se hayan en la parte de pérdida evolutiva y que ésta es su última oportunidad de redención hasta el final del próximo Ciclo. Resultado de ello es que el número de miembros de la Federación Galáctica de Luz se ha incrementado de 100.000 a más de 200.000 miembros.
Existe también otra 'Unión Intergaláctica de Mundos Libres' mayor incluso que la anterior, que incluye miembros de otras Galaxias de nuestro propio Universo, y de otros Universos. La función de esta organización es coordinar y regular los asuntos entre planetas, sistemas solares y galaxias, y, de forma general, apoyar la Ley Universal en todo el Universo.
Dentro de nuestro Sistema Solar, la Federación Galáctica está representada localmente por una 'Federación Interplanetaria de Planetas'. El Consejo Interplanetario se convoca en Saturno con representantes de todos los planetas habitados de nuestro Sistema Solar, a excepción del Planeta Tierra. Hasta que ésta no se una a un nivel consciente con la Federación de Sistemas Solares, el Comandante Monka, del Comando Asthar, nos representa en las reuniones del Consejo.
El Comando Asthar tiene su Cuartel General en una de las 'ciudades' más grandes: la Nave Nodriza "Shan Chea". Esta Nave Nodriza tiene un diámetro de más de 100 millas (161 km aprox.), y debido a su gran tamaño, permanece en una órbita estática alejada de la Tierra. No puede acercarse más pues su enorme tamaño podría afectar nuestra propia órbita solar. Esta Nave Nodriza, al igual que otras de gran tamaño, posee muchos transbordadores o naves de reconocimiento que monitorean invisiblemente nuestra atmósfera y superficie, sobre la que podrían aterrizar si fuera necesario. Ellos se hacen visibles a las personas elegidas bajando su tasa vibratoria hasta nuestro nivel, como una muestra de su existencia. En estos momentos no se les permite mostrarse abiertamente a todo el mundo pues sería considerado como una interferencia kármica y una interrupción en nuestro desarrollo evolutivo. Sólo podrían mostrarse totalmente en caso de fuerza mayor, cuando el 'Tiempo Divino' esté ya fijado para los Cambios Terrestres que anuncien nuestra Ascensión y la vuelta a nuestra 'Consciencia Total'. Entonces veremos una gran flota de naves descendiendo del cielo para evacuar a las personas que después permanecerán en la seguridad de las Naves Nodrizas.
El Comandante Asthar nos da una visión general del Comando Asthar y de su trabajo:
"Hay miles de naves operando en este Sistema Solar en todo momento, y muchas, muchas de ellas pertenecen al Comando Asthar. Algunas están estacionadas muy lejos de vuestro planeta por largos periodos de tiempo, haciendo un seguimiento de la Tierra por medio de sistemas de monitoreo. Otras están en movimiento, cumpliendo con varias tareas. Tenemos pequeñas naves que hacen actividades de supervisión y grandes naves de mayor rango capaces de hacer operaciones espaciales y visitar planetas de otros sistemas solares.
También tenemos lo que denomináis 'Naves Nodriza', con pequeñas naves que entran y salen de ellas. Existe, por tanto, mucha actividad en lo que los terrestres pensáis que es un espacio vacío.
Nuestro propósito es el servicio, y vamos donde se nos necesita, a cualquier parte de este sector de la Galaxia. Nuestro Cuartel General está en una de las Naves Nodriza más grandes, donde se dan las órdenes e instrucciones. Es una ciudad en sí misma. Mucha de nuestra gente son nativos de uno u otro planeta de este sistema solar, pero también hay otros que provienen de otros sistemas solares. Nuestros trabajadores visitan sus planetas de origen en lo que vosotros denomináis como 'vacaciones'. Muchos de nosotros hemos trabajado juntos durante largos periodos de tiempo, somos una Confederación muy unida y pensamos que muy eficaz"
[Comandante Asthar, canalizado por Gladys Rodehaver en "Asthar: A Tribute", compilado por Tuella, Guardian Action Publications – 1985. Reeditado en 1995 por Inner Light Publications, New Brunswick, NJ, USA]

Debemos saber además que, sin embargo, no todas las naves que toman contacto con la Tierra vienen en representación de la Federación Galáctica de Luz. El Comandante Korton del Comando Asthar nos lo explica:
"Están aquellos que vienen, que no pertenecen a nuestra Alianza. Vienen como observadores y para sus propios fines. Son a menudo científicos geniales y su material para el contacto es muy impresionante – verdaderamente, casi siempre lo es. Pero vienen con el propósito de recoger datos para sus fines personales y no para ofrecerse en servicio al planeta. No son lo que llamaríais 'Fuerzas de la Oscuridad', las cuales pertenecen a una alianza mayor.
Ahora bien, los que denominamos 'Fuerzas de la Oscuridad' (un agente de equilibrio en el Cosmos) son aquellos de nuestra propia Galaxia que se oponen todavía abiertamente a la Hermandad de la Luz, sus principios, sus normas y objetivos para los seres humanos y para el Planeta Tierra. Se apoderarían del planeta si pudieran y lo controlarían para sus propios fines, lo cual destruiría la libertad del Hombre. El Comandante Asthar ha sido uno de los más grandes defensores de la libertad del Hombre y de su derecho innato para elegir y decidir su propia encarnación, sin presiones externas.
El grupo de renegados que patrullan el ámbito terrestre son inmediatamente enviados a su propio nivel cuando extralimitan sus actividades en este sistema solar. Las flotas de los Comandos Celestes están preparadas para conducir lejos, con gran eficacia, a tales intrusos".
[Comandante KORTON, canalizado por Gladys Rodehaver en "Asthar: A Tribute", compilado por Tuella, Guardian Action Publications – 1985. Reeditado en 1995 por Inner Light Publications, New Brunswick, NJ, USA]
Otro ejemplo de la importancia del trabajo que la Federación Galáctica lleva a cabo es que, desde la Segunda Guerra Mundial, han estado muy preocupados por la seguridad de la Tierra, por lo que el Comando Asthar ha tomado parte activa en nuestra protección en relación con una amenaza, no externa a nosotros, sino en relación con nosotros mismos.
El desarrollo de la experimentación en la Tierra y el uso de la energía nuclear después de la Segunda Guerra Mundial produjo una honda preocupación a nivel galáctico e interplanetario. La amenaza nuclear en la Tierra, y por ende al resto del sistema solar, fue la razón principal de que nuestro planeta fuera visitado por tantos OVNIS al comienzo de los años 50. Los habitantes de otros sistemas solares estaban muy preocupados por este nuevo y peligroso evento que se estaba desarrollando en el Planeta Tierra y vinieron hacia nuestra órbita para monitorizarnos y protegernos a nosotros, y por ende a ellos, de los resultados de nuestra nueva capacidad destructiva. Si nos hubiéramos destruido a nosotros mismos, lo que en algún momento llegó a ser bastante posible, hubiera tenido graves repercusiones no sólo para nuestro sistema solar, sino también para otros sistemas solares, e incluso para la estabilidad de toda la Galaxia y el resto del Universo creado.
La Federación Galáctica fue llamada para contrarrestar las numerosas explosiones atómicas y de hidrógeno, tanto en el suelo como en la atmósfera, para que por medio de maquinas especiales se pudiera restaurar nuestra estabilidad orbital planetaria. Sobre todo, estaban muy preocupados en relación con la Bomba de Hidrógeno. Ellos consideran el hidrógeno como una sustancia sagrada y viva. Su uso con fines destructivos hubiera podido encender todo nuestro Sistema Solar, así como producir gravísimas repercusiones en las órbitas de muchos sistemas solares adyacentes. De hecho, y como resultado de nuestras explosiones atómicas y de hidrógeno, la Tierra ha experimentado pequeños desplazamientos en su eje y está en constante peligro de inclinarse completamente sobre sus ejes de forma prematura.
Comandante Espacial Alizantil:
"En los tiempos en que el hombre experimentaba toda su maquinaria atómica en la atmósfera y los océanos, bajo y sobre la superficie terrestre, convocando a los terribles vientos y empujando a la Naturaleza al caos, muy pocos de los que ahora caminan por la Tierra en estos precisos momentos hubieran podido leer este mensaje, si la Hermandad no hubiera actuado valientemente y sin dudarlo un momento, si no hubiera sabido el trabajo que debía realizar. Sabed que billones de vuestros átomos, que fueron expulsados violentamente a la atmósfera en cada punto de gran repulsión, pusieron en gravísimo peligro a vuestras gentes, animales y plantas.
Desde puntos estratégicos se lanzó mucha maquinaria pequeña (en forma de pequeños discos y esferas de control remoto) a las turbulentas nubes de discordia que ondeaban hacia el exterior, según los átomos luchaban entre sí y se chocaban, cada uno de ellos repeliendo al otro en esa liberación de fuerza y poder descontrolado por el hombre, cuya locura sobrepasaba toda expectativa.
Esta pequeña maquinaria (pequeños discos de implosión) condujo hacia sí los átomos discordantes con vuestro sistema y con la armonía de la naturaleza; los condujo hacía adentro, como una magneto, desde la atmósfera que los envolvía hasta el punto de saturación, desde donde fueron apartados y tratados, para ser finalmente purificados.[Comandante Espacial Alizantil, canalizado por Frank Howard en "Journey in Space with Alizantil" – The Association of Sananda and Sanat Kumara, Sedona, Arizona, USA]
Sin embargo, ahora se ha confirmado que la necesidad de protección contra los peligros, tanto de la actividad nuclear terrestre, como de las "Fuerzas de la Oscuridad", se ha reducido enormemente, pues ambos están siendo neutralizados sustancialmente. Ahora, el objetivo principal de toda la actividad espacial es asistir y participar en la evacuación de la Humanidad cuando los cambios más relevantes comiencen en la Tierra. A este respecto, algunos miembros del Comando Espacial Asthar hacen los siguientes comentarios, canalizados por Tuella:
Comandante Andrómeda Rex:
"La Gran Evacuación se llevará a cabo en la Tierra de una forma repentina. El resplandor de la emergencia de los hechos será como los relámpagos que iluminan el cielo. Tan repentina y tan rápida en su desarrollo que terminará antes de que casi te hayas dado cuenta. Y así será cuando los acontecimientos se precipiten sobre el planeta. No es posible describir estos hechos en su totalidad, pero sí es posible instilar ahora en el corazón de los hombres la esperanza y el conocimiento de nuestra vigilancia y plan de emergencia.
Nuestras naves de rescate podrán acercarse lo suficiente al planeta en lo que dura un parpadeo y poner los rayos de luz operativos en un momento. Este será el modo de evacuación en las zonas del globo que así lo requieran. El Ser Humano será elevado, levitado diríamos, por los rayos de luz de nuestras pequeñas naves. [Debido a la turbulencia planetaria en esos momentos, los aterrizajes serán escasos – Tuella]. Estas pequeñas naves transportarán a la gente hacia las naves más grandes, estacionadas en lo más alto de la atmósfera, donde hay amplio espacio, alojamiento y provisiones para millones de personas.
Se os ha explicado anteriormente que es necesaria cierta preparación debido a la exposición de las personas a estos poderosos rayos levitantes. Su frecuencia es mucho más alta que la exposición a la mayoría de vuestra conocida electricidad.
Aquellas personas con densidad y disposición egoísta extremas, especialmente a expensas de otros o que causan sufrimiento a otros, encontrarán gran dificultad física para sobrevivir en la frecuencia de nuestros rayos de luz.
Esta es la razón por la que nuestros mensajes han sido transmitidos al ser humano a lo largo de los siglos, para que eleven sus propias emanaciones y vibraciones a un estado de amor y desinterés, de modo que haciéndolo así, la compatibilidad con los campos de fuerza hagan posible el rescate.
Aquellos que viven alineados con la Voluntad del Padre y que permiten que su Amor fluya a través de ellos, no tendrán ningún problema con la frecuencia de los rayos de luz en la evacuación. Pues un alto grado de amor en el corazón humano reacciona en el campo de fuerza que rodea su cuerpo físico, proveyéndole de una envoltura de protección, fundiéndole con las nuevas vibraciones que ya desde hoy hasta entonces han comenzado. Verdaderamente, si suficientes almas experimentasen el amor perfecto, no habría necesidad de retirar a la Humanidad de la Tierra.
No tenéis que temer el venir con nosotros. Somos personas amorosas y normales, como vosotros, con una actitud de buena vecindad y de ayuda en tiempos de crisis. Estamos preparados para daros vestido, comida y todas las necesidades a las que estáis acostumbrados. No seremos guardianes, sino amigos, y disfrutaréis vuestro tiempo con nosotros, especialmente cuando observéis vuestro planeta en su convulsión.
Habrá un periodo de tiempo en que estaréis con nosotros, pues vuestra preciosa Tierra debe ser sanada por medio de su limpieza, y darle tiempo para que vuelva a su gloria primigenia. Entonces, aquellos que han sido elevados con su cuerpo físico, volverán para reconstruir un Nuevo Mundo y un Nuevo Orden de cosas. Mientras estéis con nosotros recibiréis clases y entrenamiento para realizar el trabajo que necesita ser realizado. Os daremos nuestra ayuda constante para lograrlo; nuestros consejos y nuestra tecnología estarán a disposición de aquellos que han de retornar. Aquellos que hayan pasado por la transición natural volverán con nuevos cuerpos físicos para participar en este nuevo despertar.
Los que no puedan elevarse durante el rescate, serán transportados, siguiendo su evolución natural, a lugares con una vibración y frecuencia iguales a las suyas propias, donde podrán crecer y aprender a un ritmo más lento que el del planeta Tierra. Pues la Tierra estará dentro de una frecuencia acelerada y muy alta, que encontrará su expresión en la Era de Acuario".
[ANDRÓMEDA REX, del Comando Asthar, canalizado por Tuella en "Project: World Evacuation" – Guardian Actino Publications – 1982. Reeditado en 1994 por Inner Light Publications, New Brunswick, NJ, USA]
También, y dentro del mismo tema, otro aspecto, esta vez por el Comandante Yeorgos:
"Nosotros, los seres del espacio, tenemos millones de naves estacionadas en los cielos de vuestro planeta, listas para elevaros instantáneamente al primer aviso del comienzo de la inclinación de los ejes terrestres. Cuando esto ocurra, tenemos solo un CORTO PERIODO DE TIEMPO para elevaros desde la superficie, antes de que las grandes olas barran vuestras costas - ¡de una altura de aproximadamente 5 millas o más (8 km)! ¡Cubrirán la mayoría de vuestras masas terrestres!
Estas mareas provocarán grandes terremotos y erupciones volcánicas, y harán que vuestros continentes se fraccionen y hundan, y otros se eleven.
¡Tenemos MUCHA EXPERIENCIA en la evacuación de las poblaciones planetarias! ¡No es nada nuevo para la Flota Galáctica! Esperamos completar la evacuación de las Almas de Luz de la Tierra en 15 minutos – incluso si éstas conforman un gran número.
Primero rescataremos a las Almas de Luz. En nuestros ordenadores galácticos hemos almacenado cada pensamiento, cada acto realizado en ésta y en otras vidas. A la primera indicación de necesidad de evacuación,¡nuestras computadoras localizarán las Almas de Luz donde quiera que estén en ese mismo instante!
Una vez que las Almas de Luz hayan sido evacuadas, entonces elevaremos a LOS NIÑOS. Los niños que no son lo suficientemente mayores, serán transportados hasta naves especiales que cuidarán de ellos hasta que puedan reunirse con sus padres. Habrá personas entrenadas especialmente para tratar su trauma. Muchos serán dormidos temporalmente para ayudarles a superar su miedo y ansiedad. Nuestros ordenadores son tan sofisticados - mucho más que cualquiera de los que hay actualmente en la Tierra – que podrán localizar a sus madres y padres y notificarles su seguridad. Por favor, no os equivoquéis: vuestros niños estarán en lugar seguro durante la evacuación.
Después de la evacuación de los niños, la invitación se hará extensiva a todas las almas restantes de la Tierra para que se unan a nosotros. Sin embargo, esto durará muy poco tiempo; no es por falta de espacio en nuestras naves. La atmósfera, en esos momentos, estará ígnea, llena de escombros que volarán por los aires, humos tóxicos, y debido a que el campo magnético de la tierra estará perturbado, deberemos abandonar vuestra atmósfera muy rápidamente, o nosotros y nuestra tripulación podríamos perecer.
Por tanto, aquellos que den un paso hacia nuestros rayos de luz serán elevados primero. Cualquier duda por vuestra parte significará el fin de vuestra existencia tridimensional en vuestro cuerpo físico. Lo que nos lleva a la parte más seria y difícil de la evacuación: como se ha mencionado anteriormente, las Almas de Luz poseen una frecuencia vibratoria mayor que aquellos que están más apegados a la Tierra y sus formas.
Puesto que nuestros rayos de luz levitatorios, los que os elevarán fuera de la superficie del planeta, estarán muy cerca de lo que son vuestras propias cargas eléctricas, aquellos con vibraciones bajas puede que no soporten las altas frecuencias de nuestros rayos sin perder su cuerpo físico. Si esto ocurre, vuestra alma será liberada para unirse a Dios, al Padre. 'En su Casa hay muchas mansiones'.
Si decides no dar el paso hacia el rayo de luz, puede que seas uno de los pocos que sobrevivan a la 'limpieza' del planeta para LA NUEVA EDAD DORADA. No obstante, durante este periodo de limpieza, habrá grandes cambios en el clima, cambio en las masas terrestres, pues los polos tendrán una nueva posición. Todo esto creará unas condiciones extremadamente duras para los supervivientes, que puede que no lleguen al Tiempo de Esplendor.
El punto más importante que debéis recordar es éste: Cualquier muestra de temor bajará vuestra frecuencia vibratoria, haciéndoos menos compatibles con nuestros rayos levitatorios! Por tanto: Por encima de cualquier cosa, PERMANECED TRANQUILOS. NO ENTREIS EN PANICO. Sabed que estáis en manos expertas, ¡manos que tienen una gran experiencia en evacuaciones de planetas enteros! No podemos dejar de enfatizar lo siguiente: ¡PERMANECED TRANQUILOS! ¡RELAJAOS! ¡NO TENGAIS MIEDO CUANDO DEIS EL PASO HACIA NUESTROS RAYOS DE LUZ! Por encima de todo, ¡MANTENED LA FE!
¿Qué os ocurrirá si sobrevivís a la elevación? En primer lugar seréis trasladados a nuestras Naves Nodriza, estacionadas muy alto en vuestro espacio terrestre, y se os cuidará durante vuestro gran trauma. Algunos de vosotros necesitaréis atención médica. Nuestros expertos médicos estarán ahí para trataros con nuestro avanzado equipo médico. Seréis alimentados y albergados hasta que vuestro estado permita el traslado a otros lugares.
Algunos de vosotros seréis transportados a ciudades de otros planetas para ser entrenados en nuestra tecnología antes de poder volver al planeta Tierra en su Tiempo de Esplendor.
Vuestro hermoso planeta Tierra está destinado a ser la más bella estrella del Universo.¡Un planeta de Luz! Aquí os reuniréis con el resto del Universo en amor fraterno y en compañía de Dios nuestro Padre"
[Canalizado por Glenda Stocks, 3 de Mayo de 1994, en "Sipapu Odyssey", disponible en Phoenix Source Distributors Inc., P.O. Box 27353, Las Vegas, Nevada 89126]
Comandante Aleva, del la Nave Ramada, del Comando Espacial Asthar:
"Todos vosotros habéis sido codificados. Os hemos monitoreado y nos son familiares vuestros estilos y modos de vida, para que nos sean de ayuda en cualquier momento. Os enviamos nuestro amor puesto que comprendemos y sabemos por lo que estáis pasando en estos momentos de crisis. Muchos de los Servidores de la Luz han sido transportados a nuestras naves temporalmente en estado de sueño. Cuando finalmente lleguéis aquí por medio de nuestros rayos de luz, seréis despertados a este conocimiento de modo que no os sintáis tan extraños en este nuevo entorno.
Habrá cambios en vuestras vidas, pues todos tenéis una misión, y en concordancia con esta misión, vuestro entrenamiento continuará hasta que podáis realizarla con un mínimo ajuste. Tenemos incluso instalaciones para vuestras mascotas. Sí, cuidamos de vuestras mascotas como lo haríais vosotros. Ellas nos están ayudando a armonizarnos con todas las formas de vida, y, como sabéis, esa armonización con la naturaleza es un placer tan grande..., y ser afín a otras formas de vida es tan gratificante...
Muchos de nosotros, provenientes de diferentes planetas, nos hemos ofrecido como voluntarios para este servicio, y estoy seguro de que sentís curiosidad por saber de dónde somos. Somos voluntarios que deseamos ayudar a los de vuestro planeta Tierra en este tiempo de crisis. Hemos estudiado para ser capaces de comunicarnos con vosotros, estudiado vuestra vida terrestre, y esperamos ser de ayuda. Muchos vinimos de Galaxias muy lejanas. Según la palabra se extendió en busca de voluntarios, os quedaríais atónitos por la gran respuesta dada. Sólo hubo unos pocos que, por razones familiares o similares, no respondieron. La gran mayoría estaba ansiosa de prestar servicio.
No necesitaréis otra ropa aparte de la que os daremos. Probablemente no podamos daros muchos consejos en el momento de los 'rayos de luz'. Como sabéis, el Amor es la Llave en el rayo y en cualquier otra parte, por tanto, mantenedlo fluyendo"
[Comandante Aleva, Comando Asthar, canalizado por Shalie, Mayo 1988, Cosmic Light Fundation, Snohomish, WA]

Otro punto de vista ofrecido por el Maestro Hatonn, Guardián de los Archivos Akásicos, y ahora también miembro del Comando Asthar:
"Cada uno de vuestros nombres está escrito en los archivos de nuestras enormes bases de datos. Vuestros sectores están cuidadosamente asignados a ciertas naves y Comandantes que supervisan las necesidades de vuestro sector. Sabemos que estáis ahí, y el sitio exacto dónde estáis. Cada uno de vosotros recibirá sin duda alguna las instrucciones en el momento de crisis para que sepáis dónde estar en un momento dado. Ninguno será olvidado o pasado por alto, y vuestra participación está asegurada. Las unidades familiares, separadas durante el periodo del éxodo, serán reunidas otra vez en nuestras naves tan pronto como los acontecimientos lo hagan posible. No tengáis temor de ningún tipo, únicamente pensad en ser agradecidos a nuestro Padre.
Algunos de los que conocéis, y amáis, serán dejados atrás por razones que tienen que ver con su propio ser. Debéis dejarles en manos del Padre, que recibirá su ser espiritual en Su Casa donde hay muchas moradas. Serán acompañados hacia un lugar creado por su pensamiento interior y por su vida terrestre, para comenzar otra vez en su espiral evolutiva. Debéis aceptar que sus elecciones personales han creado su destino personal.
Echaréis de menos el entorno al que estáis acostumbrados, pero en breve tiempo con nosotros iréis olvidando, al tiempo que os acostumbraréis a la nueva rutina y a la atmósfera que os rodea. Nuestras naves son un lugar hermoso donde estar y la atmósfera que se respira en ellas es de gozo, amor e interés por todas las personas. Algunos de los vuestros han sido entrenados para ayudaros en la adaptación al nuevo entorno. Les hemos entrenado previamente para el trabajo que han de realizar.
Reconoceréis estos Maestros de la Tierra como representantes especiales de nuestra misión, incluso antes de que llegue la crisis. Seguidles y acatad sus instrucciones, para que todo se desarrolle suavemente en el momento de gran confusión.
Yo soy Hatonn, y os saludaré personalmente cuando seáis elevados para estar entre nosotros y permanezcáis con nosotros durante un breve periodo de tiempo। Cuando vuestro planeta haya sido sanado, volveréis a él, y se os darán todas las instrucciones para su reconstrucción. Altas Inteligencias caminarán con vosotros para asistiros en el establecimiento de la Tierra de Amor Universal. Os agradezco la consideración que prestáis a mis palabras".

El Maestro Hatonn, canalizado por Tuella en "Project: World Evacuation" – Guardian Action Publications – 1982. Reeditado en 1994 por Inner Light Publications, New Brunswick, NJ, USA]
Publicar un comentario