jueves, 9 de abril de 2009

El Despertar del Cuerpo y del Alma



2009: El Despertar del Cuerpo y del Alma




Arcángel Miguel

7 de Abril de 2009



Amados trabajadores de la luz,



Este es un tiempo de gran celebración donde pueden realmente disfrutar pues algo maravilloso está ocurriendo en su hermoso planeta Tierra. Algo que responde a un gran plan de luz diseñado desde el inicio del tiempo y que ha estado esperando por eones el momento de su culminación. Ahora es ese momento y nosotros la jerarquía espiritual no podemos por menos que regocijarnos al contemplar el despertar del corazón humano en la Tierra. Es algo que no es fácil de distinguir desde su plano de existencia en un mundo aparentemente sometido a una gran convulsión de dimensiones planetarias. La mente en un escenario así puede sentir mucha confusión y desorientación cuando no es capaz de mirar el "cuadro grande". Y para "mirar" ese cuadro grande la mente debe dar un salto, un salto que la lleva a una nueva posición más allá del "yo", más allá de su propia visión. Este salto es dejar que otro nivel de la mente tome el mando, que otra dimensión del pensamiento comience a fluir a través de sus procesos mentales. La mente es realmente el instrumento divino de manifestación cuando se pone al servicio del Espíritu y en este momento más que nunca ustedes, los trabajadores de la luz, deben aprender definitivamente a dejar a un lado sus procesos mentales humanos para permitir que la sabiduría del espíritu que son, de su Ser Crístico tome el mando de su mente. Es este un proceso de "dejar de ser", de olvidarse de su vieja entidad personal, su yo mental y emocional, para entregarse decididamente a la presencia de su ser divino en ustedes. Es un proceso ligado a la activación de la energía femenina sagrada en ustedes, la energía amorosa de la luz del corazón que va más allá de cualquier percepción emocional y es pura fe y pura entrega. Es muy importante que aprendan a distinguir claramente entre esa energía sagrada del corazón, la presencia de lo femenino sagrado en ustedes, de la vibración inferior del sentimiento emocional. Esa vibración del sentimiento emocional tan presente es todos ustedes, es algo que les ata de nuevo a la ilusión del "yo" y a su visión limitada del mundo. El yo emocional les lleva directamente a la lucha por defender y conseguir sus objetivos personales, los deseos que su yo mental decide hacer suyos en un momento dado. La mente del yo lleva siempre al conflicto con el mundo y al sufrimiento. Detecten de una manera fácil cuando están en esa mente del yo: siempre que haya conflicto y sufrimiento en sus relaciones con el mundo es que esa entidad del yo ha tomado el mando y tratará de mostrarles convincentes argumentos para confundirles y hacerles creer que tienen que estar ahí. Distingan claramente lo que es el verdadero amor, energía del corazón que les lleva a la paz y a la unión con lo que les rodea. No tiene nada que ver realmente con lo que han aprendido en su mundo acerca del amor. Todo lo que su mundo les ha enseñado acerca del amor es falso y ha servido únicamente para reforzar esa entidad de separación del "yo". Ustedes ya no tienen que estar ahí. Utilicen su energía masculina sagrada, su inteligencia y su capacidad de discernimiento para decidir que ya no tienen que estar ahí. Utilicen esa capacidad de intención de la energía masculina para establecer firmemente en ustedes la voluntad de dirigir su mente hacia el Espíritu, de reclamar en ustedes la Presencia de su verdadera dimensión espiritual. Realmente la mente es una maravillosa herramienta cuando se pone al servicio del amor y de la inteligencia divina. Se convierte entonces en un canal de manifestación del Espíritu y es de esa mente de la que estamos hablando.

Han estado poseídos durante miles de años por lo que podríamos considerar una auténtica entidad formada en el interior de su mente. Han vivido y han percibido el mundo desde esa entidad. Toda su relación con el entorno que les rodea, con los demás seres, con la naturaleza física y con la Madre Tierra, la han vivido desde esa entidad. Realmente han estado ustedes dormidos. Su mente ha estado dormida en el sueño ilusorio de esa entidad que algunos de sus maestros llaman "ego". Esa entidad les ha privado de la esencia de su alma y de cualquier posibilidad de acceso a su verdadero ser espiritual. Les ha privado también de la capacidad de sentir la Tierra, de sentir el mundo que les rodea, de sentir la maravillosa vida que fluye a todo a su alrededor. Es realmente un estado que podríamos equiparar a un estado de "zombi" donde la capacidad de percepción de su cuerpo ha estado también dormida. Su cuerpo también ha estado dormido. Dense cuenta cómo desde el estado de conciencia del ego, de esa entidad mental, no es posible ni siquiera percibir el mundo físico. Esa entidad se alimenta y se nutre de sí misma y no puede ni siquiera percibir la belleza de una puesta de sol, la belleza y el aroma de una flor que se abre, la presencia serena de un árbol o la quietud de una roca. ¿Se dan cuenta cómo ese ha sido y continua siendo por lo general el estado de conciencia normal de su vida diaria? Ese estado de conciencia es el que ha creado su mundo de separación y de lucha y explotación de la tierra. Ese estado de conciencia es el que les lleva a una relación automática, ausente de amor y de respeto por la tierra y los seres que la habitan. Consideran ustedes recursos a las cosas. Consideran ustedes recursos a los animales y a las plantas. Consideran ustedes recursos a las rocas, a los árboles y a los ríos, sencillamente por que no pueden sentirlos y eso marca la calidad de su relación con ellos. Si pudiesen realmente sentirlos se darían cuenta de lo que representan y de que detrás de toda planta, de toda roca, de todo árbol y de todo ser de la naturaleza hay un espíritu vivo parte de todo el gran espíritu de la vida y del Creador. Si pudiesen ustedes sentirlos, venerarían su relación con ellos, hablarían y se comunicarían con ellos desde su conciencia amorosa de respeto, protección y maravilla por la propia vida y todo lo que existe.

Ese estado de conciencia de separación es el que ahora termina. Toda la agitación de su mundo no es ni más ni menos que el exponente del final de esa vieja conciencia. ¡Celébrenlo!. Su mundo está al borde de un tremendo despertar. Ese despertar está a punto de llegar a la conciencia de masas. Es algo que está a punto de ocurrir y que todos ustedes y todos los habitantes del planeta Tierra pueden sentir en estos momentos. Esa agitación generalizada que sienten a nivel planetario en este momento no es ni más ni menos que eso, la presión de la disolución de la vieja conciencia y la aparición de una nueva conciencia planetaria. No tiene que ver exactamente con la crisis económica, aunque dicha crisis es una parte más de dicho proceso. Es un sentimiento general de una aceleración continua, es una sensación de que algo ocurre, aunque la mayoría no pueda definir exactamente de que se trata. Pero todos saben que está ahí. Lo tienen delante y les rodea. Conforme ese despertar de la conciencia de masa se produzca la apariencia de agitación será aún mayor, pues la vieja mente no podrá comprender al ser algo completamente ajeno a su esencia. Esto seguirá produciendo una mayor aceleración en los procesos personales y hará que en un futuro próximo muchas almas despierten o elijan desencarnar al no poder continuar en las elevadas vibraciones que se producirán. No se preocupen por todo eso y erradiquen de ustedes la visión de la muerte. Realmente nadie muere y simplemente habrá seres que elijan al nivel del alma continuar su camino de distintas formas. Vean más allá de lo físico y vean en cada uno que les rodea al verdadero espíritu que hay detrás. Este espíritu es eterno y está unido a toda la creación y a la misma vida una. Pronto llegará un momento donde todo esto se comprenderá de forma natural y estará integrado en su propia conciencia.

La frecuencia de vibración del planeta ha aumentado grandemente desde el último solsticio planetario y se encuentran ahora con la energía de la Pascua marcada por la poderosa luna llena de jueves santo que marca el inicio de la celebración de la semana santa en su tradición cristiana.

La energía de la Pascua les vuelve a traer el mensaje que la energía crística a través del maestro Sananda, Jesús el Cristo, vino a sembrar en sus corazones: el mensaje de la resurrección, el despertar del cuerpo y del alma. Ese fue el verdadero mensaje del maestro Jesús, más allá de la manipulación del dolor, la culpa y el sufrimiento al que sus iglesias organizadas quisieron reducirlo. El mensaje de Jesús fue un mensaje de vida, no de muerte, de amor y no de sufrimiento, de liberación y no de pecado. El les mostró poderosamente su verdadero Ser Espiritual. Olviden ya el mensaje de dolor de la crucifixión. Ese no fue el verdadero mensaje. A través de su entrega y sacrificio, Jesús les mostró el verdadero mensaje de la resurrección, de la iluminación, del despertar en cuerpo y alma. El simplemente les mostró cómo el amor está más allá de la visión esclavizante del ego. El fue el testigo que vino a enseñar al mundo cómo el verdadero Ser está más allá de la visión limitante del cuerpo. Ustedes no son un cuerpo, sin embargo el cuerpo puede despertar y convertirse en la maravillosa herramienta que es de amor y de relación con el mundo cuando la mente se libera y se pone en manos del Espíritu que ustedes son.

La energía de la pascua abrirá la puerta a la energía de la conciencia pura representada en la festividad de la luna llena del Weesak del 9 de mayo, energía de Tauro y de conmemoración de la conciencia Búdica. Posteriormente el mes de junio abrirá la puerta del Fuego del Espíritu a través del solsticio de verano (invierno en el hemisferio sur) del 21 de junio que les introducirá de lleno de nuevo en la energía de fotones transmitida a través de su sol desde el sol central de la galaxia. En ese tiempo se transmitirán a la Tierra nuevas frecuencias de ascensión que elevarán aun más la vibración de la conciencia y acelerarán algunos acontecimientos.

Aprovechen esta energía de la pascua para armonizarse con la naturaleza, para soltar y vaciar sus cuerpos emocionales y equilibrar los aspectos femenino y masculino en su interior. Es un buen momento para realizar ceremonias de grupo, venerar a la Madre Tierra y a sus elementales y vivir lo que significa esa energía de ascensión, el despertar del cuerpo y del espíritu.

Volvemos a recordarles la importancia de que se conecten con el corazón de la Tierra e integren esa relación sagrada en sus vidas. La Madre Tierra está amándoles y soportando toda la carga que la energía de agresividad y de separatividad de la humanidad hacia ella ha producido a lo largo del tiempo. Esa energía debe ser liberada y es por eso por lo que el peligro de terremotos u otros desastres naturales puede aumentar. No lo vean como un castigo o como desgracias injustas que puedan ocurrir. Simplemente es la reacción natural a un cuerpo en proceso de limpieza y de sanación. En la medida en que ustedes se vuelven hacia la Tierra y su corazón se abre y se conecta hacia Ella están produciendo que esa sanación se realice de una forma amorosa. En la medida en que la humanidad deja atrás el estado de conciencia de lucha contra sí misma y contra la naturaleza, en la medida en que ustedes abandonan el patrón del cáncer que habían desarrollado contra la Tierra, el proceso de sanación del cuerpo de la tierra y de sus propios cuerpos se hará de una manera más armoniosa. Toda la jerarquía espiritual planetaria está ayudando en este momento a transmutar esa energía de carga de la forma menos destructiva posible y en ningún momento deben sentir miedo o preocupación pues cada uno de ustedes se encontrará siempre a salvo en el lugar que le corresponde cuando ustedes están conectados y unidos a su corazón.


Ustedes los trabajadores de la luz son los guardianes, los mantenedores de la frecuencia en su mundo y tienen la tarea de ser faros de luz para todos los demás en este importante proceso de ascensión planetaria. Ser faros de luz significa ser faros de alegría y de dicha. Determínense a ir decididamente más allá de sus fabricaciones mentales ilusorias que les llevan continuamente a la preocupación y a la ansiedad y sufrimiento por el futuro. Vean claramente como es sólo su imaginación la que les lleva a vivir el momento presente en un estado de ansiedad y preocupación por el futuro. Y ustedes tienen ya todo el poder para elegir ir más allá de esas fantasías. Practiquen la risa, aprendan a reír, pues la risa consciente les descarga de toda la seriedad del ego y les lleva más allá. No tienen nada que temer más que a sus propias fabricaciones mentales. Pueden soñar un mundo de luz y de dicha y ese mundo es el que estarán llamando y el que verán manifestarse. Nosotros, toda la jerarquía espiritual de la luz, parte de su propio Ser y del corazón de Dios, estamos a su servicio y les amamos y les reverenciamos grandemente.
Yo Soy el Arcángel Miguel portador del rayo del fuego azul de la protección y la verdad y les saludo y les abrazo desde el corazón de Dios.


© Ascensión Nueva Tierra
http://www.ascensionnuevatierra.es/ Keshavananda (Jesús Gómez

Publicar un comentario