jueves, 11 de junio de 2009

Reflexiónes



Debemos orar siempre, no hasta que Dios nos escuche, sino hasta que
podamos oír a Dios.




Cortesia de Montivando a Nuestra Gente
1001 Ave Ponce de Leon Suite A San Juan P.R 00907
Tel. 787-977 - 500 Fax 787-977 - 2723
1-800-393-9038
www.motivando.com


Publicar un comentario