jueves, 11 de junio de 2009

Pensamiento de Unificacion


"La realidad es una y la misma;

la diferencia está en el nombre y la forma.

Es como el agua, llamada en diferentes idiomas por diferentes nombres, tales como “yal”, “pani”, etc. Los hindúes beben agua en un lugar y la llaman “yal”; los musulmanes en otro y la llaman “pani”, y los ingleses en un tercer lugar, la llaman “water”. Las tres palabras denotan la misma cosa; la diferencia sólo estriba en el nombre. Del mismo modo algunos llaman a la realidad, “Alah”, algunos “Dios”, otros “Brahman”, algunos “Kali” y otros le dan nombres tales como “Rama”, “Jesús”, “Durga”, “Hari”, etc.

En un gran estanque hay varias escaleras (ghats) para llegar al agua. Podemos bajar por cualquiera de ellas, pues, lo importante es bañarse o llenar la propia vasija con agua, y no discutir inútilmente sobre si una escalera es mejor que otra.

En forma similar, hay muchas escaleras que conducen a las aguas de la fuente de Eterna Dicha. Cada religión es uno de esos ghats. Desciende rectamente, con sincero y anhelante corazón, por uno de esos ghats y llegarás al agua de la Bienaventuranza Eterna. Pero no digas que tu religión es mejor que la de otro.

Muchos son los "nombres" de Dios e infinitas son las formas por cuyo medio uno puede acercarse a El. Cualquiera sea el nombre y la forma con que lo adoras, por medio de esa forma lo realizarás.

La luz del gas ilumina varios lugares con distinta intensidad, pero la sustancia de la luz, vale decir, el gas, viene de un mismo gasómetro. De igual modo los maestros religiosos de todos los lugares de la tierra y de todas las épocas, son sólo faroles que emiten la luz del Espíritu, la cual fluye constantemente de una fuente inagotable".

Evangelio de Sri Ramakrishna - Pag. 89

Narendra (Namaskar) www.geocities.com/narendrayoga


Publicar un comentario