viernes, 24 de diciembre de 2010

Invariablemente


Alguien me contó como se hacía,
pero se me olvidó.

Vi con mis propios ojos como se hacía,
y lo comprendí.

Lo hice por mí mismo,
y aprendí como hacerlo

Confucio

Publicar un comentario