jueves, 4 de noviembre de 2010

Flores y Espinas...

Soy uno con todas las cosas.

En belleza, en fealdad,
para todo lo que sea,
ahí estoy.
No sólo en la virtud
también en el pecado soy un compañero,
y no sólo el cielo
también el infierno es mío.


Buda, Jesus, Lao Tsé,
es fácil ser su heredero,
pero ¿Genghis, Taimur y Hitler?
¡Ellos también están dentro de mí!
No, no la mitad. ¡Soy la totalidad de la humanidad!


Todo lo que sea del hombre es mío:
flores y espinas,
la oscuridad tanto como la luz.
Y si el néctar es mío, ¿de quién es el veneno?Néctar y veneno: ambos son míos.
A quien quiera que experimente esto
yo lo llamo religioso,
porque sólo la angustia de tal experiencia
puede revolucionar la vida sobre la tierra.

Osho.
Publicar un comentario