martes, 7 de septiembre de 2010

Solo oye tu propio corazón

Tu cabeza, tu mente, ha sido dirigida de muchas maneras, por muchas personas. No hubo ninguna mala intención. Tus padres te amaron, tus profesores te amaron, tu sociedad quiso que tu fueses alguien. Sus intenciones fueron buenas, pero tu entendimiento era pequeño. Ellos olvidaron que no puedes conseguir que una margarita se convierta en una rosa, o vice-versa.
Todo lo que puedes hacer es ayudar a las rosas para que crezcan y se desarrollen, mas coloridas,  mas perfumadas. Puedes darle todos los químicos necesarios para transformar el color y el perfume – el abono que sea necesario, el suelo correcto, el Riego correcto en la hora precisa – pero no puedes hacer que el rosal produzca flor de loto.
Y, si comienzas dando una idea  al  rosal,  “tienen que volverse flores de loto” – y está claro que las flores de loto son bellas y grandes –estarás dando un condicionamiento equivocado que ayudará solamente a que el rosal nunca esté listo para producir flores de loto; y el no producirá inclusive rosas, porque, de donde va a obtener la energía para producir rosas? Y cuando no haya ni loto, ni rosas, está claro que el pobre rosal se sentirá completamente vacío, frustrado, estéril, sin valor.
Y esto es lo que está ocurriendo con los seres humanos. Con todas las buenas intensiones, la personas están controlando su mente. En una sociedad mejor, con mas entendimiento de las personas, nadie te cambiará. Todo el mundo te ayudará a ser tu mismo –y ser tu mismo es lo mas valioso del mundo. Ser tu mismo te dará todo lo que necesitas para sentirte pleno. Todo lo que puede hacer tu vida significativa. Tan solo siendo tu mismo y creciendo de acuerdo con tu naturaleza, concretarás la realización de tu destino.
Entonces, el deseo no es malo, pero tiene que ser movido en la dirección de los objetos equivocados. Y tienes que ser consciente para no ser manipulado por nadie.  De cualquier modo, las intenciones de ellos son buenas. Tú tienes que salvarte a ti mismo de muchas personas bien intencionadas, los bien-hechores, que están constantemente aconsejándote para ser, ser aquello. Óyelos, agradéceles, no tienen la intensión de causarte ningún daño, pero el daño es lo que ocurre. Tan solo oye tu propio corazón – es el único profesor.
En la jornada real de la vida, tu propia intuición es tu único profesor… La intuición está dada por tu propia naturaleza. Tienes el guía dentro de ti mismo.
Con solo un poco de coraje, nunca sentirás que eres inadecuado. Puede que no te conviertas en presidente del país, ni un primer ministro, puedes no convertirte en un Henry Ford, pero no hay necesidad de ello. Puedes volverte un bello cantor, un bello pintor. Y no importa lo que tú hagas…
Lo que importa es que aquello de que disfrutes de lo que estás haciendo, que tú mismo estás colocando todas tus energías dentro de aquello, que no quieres ser nadie más; que esto es lo que quieres ser. Que tu estés de acuerdo con la naturaleza en que la parte que te fue dada para actuar en este drama, es la parte correcta, y que  tú no estás preparado para realmente cambiarlo como si fueras un presidente o un emperador
Esta es la riqueza real. Este es el poder real.
Si todo el mundo creciera para ser sí mismo, encontrarás que en toda la tierra estarían involucradas  personas poderosas, de tremenda fuerza, inteligencia, comprehensión y realización.”
Osho: The transmisión of the Lamp.
Publicar un comentario