viernes, 24 de septiembre de 2010

Lo Se-mi Esencial


Más allá existe el mundo de lo esencial, y aquí no puedes hacer nada. Sin embargo, nuestra curiosidad nos lleva a conocer sólo las cosas no esenciales. Raras veces alguien llega a interesarse por lo semi-esencial. Y nuestra curiosidad o deseo nunca aumenta hasta llegar a saber lo que es esencial e inevitable, aquello que no se puede cambiar aunque se conozca.

Mahavir pasaba por un poblado con su discípulo Goshalak- quien más tarde se convirtió en su oponente- cuando se acercaron a una plantita; y Goshalak dijo a Mahavir: "Escucha, aquí hay una planta. Tú que piensas, ¿crecerá hasta dar una flor o se morirá antes de florecer? ¿Cuál es su futuro?

Mahavira cerró los ojos inmediatamente, y se sentó frente a la planta.

Goshalak dijo con astucia: "No esquives el asunto. ¿Qué pasará si cierras los ojos?".

Él no sabía por qué Mahavir se había quedado en silencio y cerrado los ojos, que estaba buscando lo esencial. Era necesario entrar profundamente en el ser, en el alma de la planta. Si no lo hacía así, no iba a ser posible decir qué iba a pasar.

Después de un rato Mahavir abrió los ojos y dijo: "Esta planta sobrevivirá hasta florecer".

Goshalak arrancó inmediatamente la planta de sus raíces, la tiró y se rió burlonamente. No había una mejor manera de refutar una afirmación de Mahavir.

Mahavir no tenía otra cosa que decir ahora, porque Goshalak había arrancado y tirado la planta para desafiarlo. Se reía. Mahavir se sonreía, y así continuaron su recorrido.

Entonces empezó a llover fuertemente. Cayó una tormenta y, durante siete días contínuos hubo lluvias torrenciales, así que no pudieron salir por siete días completos.

Cuando pasaron las lluvias y emprendieron el regreso, en el camino llegaron al mismo punto donde Mahavir había cerrado los ojos previamente para conocer el ser interior de la planta. Vieron que la planta estaba nuevamente de pie, con las raíces enterradas. Debido a las fuertes lluvias y vientos, la tierra se había quedado suelta y húmeda, y las raíces de la planta se habían enterrado.

Mahavir volvió a cerrar los ojos y se colocó frente a la planta. Goshalak se sintió muy avergonzado; había arrancado y tirado la planta. Cuando Mahavir abrió los ojos, Goshalak dijo: "Estoy sorprendido y confuso. Arranqué y tiré esta planta, y está creciendo nuevamente".

Mahavir contestó: "Sobrevivirá hasta florecer. Cerré los ojos para ver la potencialidad interior y las condiciones de la semilla: si iba a ser capaz de hechar raíces nuevamente, aunque fuese arrancada, si podía suicidarse, si tenía un fuerte instinto o deseo de morir. Si su instinto hubiese sido suicida, habría utilizado tu ayuda para morir. Quería ver si ella tenía ganas de vivir; si estaba decidida a vivir, viviría. Yo sabía que la ibas a arrancar y a tirar". Goshalak preguntó: "¿Qué estás diciendo?"

Mahavir dijo: "Cuando estaba viendo el ser interior de la planta con los ojos cerrados, también te ví a ti, decidido a arrancarla. Sabía que arrancarías la planta. Por eso era necesario para mí conocer la capacidad interna de la planta para vivir, qué tanta confianza y poder de voluntad tenía. Si hubiera estado esperando para morir y buscando una excusa, tú le habrías dado una excusa suficiente para hacerlo; de otra manera la planta arrancada volvería a enraizarse otra vez".

Goshalak se quedó sin valor para arrancar la planta nuevamente. Tenía miedo. Antes, Goshalak se había reído mientras iban al poblado; esta vez Mahavir seguía su camino sonriendo.

Goshalak preguntó: "¿Por qué sonríes?" Mahavir respondió: "Estaba observando y pensando precisamente en tu capacidad; si serías capaz de arrancar la planta por segunda vez o no".

Goshalak dijo: "¿Podías ver si lo haría o no?".

Mahavir replicó: "No era esencial. La hubieras podido arrancar, hubieras podido no arrancarla. Pero era esencial e inevitable que la planta todavía quería vivir. Todo su ser, toda su vitalidad quería vivir. Eso era esencial. Lo que no era esencial era el que tú la tirases o no, y eso dependía de ti. Pero has demostrado ser más débil y menos decidido que la planta. Has sido derrotado".

Una de las razones por las que Goshalak se molestó con Mahavir fue este incidente de la planta

"Este Mundo Semi- Esencial nos da la posibilidad de que podamos hacer ciertas cosas,
si sabemos con anticipación que va a pasar."
Osho

Publicar un comentario