lunes, 24 de mayo de 2010

Deja que la vida fluya

Deja que la vida fluya significa sencillamente:
a) Aceptar lo que traiga cada momento como algo que era inevitable que sucediera,
b) haciendo lo que creamos que debemos hacer en cada momento y
c) sin agobiar innecesariamente nuestra mente con una carga de conceptualizaciones sobre lo que pueda suceder o no en un futuro incierto.

Ramesh Balsekar.
http://concienciaestodoloquehay.blogspot.com
Publicar un comentario