miércoles, 15 de abril de 2009

La Realidad que Creamos


Tomado del libro “Las Cuatro Revelaciones” del Dr. Alberto Villoldo

El Universo siempre nos devuelve el reflejo de las condiciones de nuestro sueño. Así, si sentimos miedo de no tener dinero, no lo tendremos. Sin embargo, si experimentamos un sentimiento de abundancia con lo que poseemos hoy, incluso si no tenemos dinero ahora mismo, esta abundancia se manifestará en el futuro, y podemos estar seguros de que más riquezas están en camino.
Por tanto, cuando nuestra vida no va bien, la solución más eficaz no consiste en cambiar de profesión, de pareja o de ciudad, sino intentar mejorar la pureza de nuestros sueños. Cambiamos nuestro sueño, y nuestra vida sentimental o profesional adquiere equilibrio. Esto no quiere decir que continuaremos en una relación abusiva o en un mal trabajo, sino que no dejamos ese trabajo o esa relación heridos y culpándolos por habernos victimizado. Nos liberamos de las historias improductivas y en su lugar imaginamos las experiencias que nos gustaría tener.
Hay una vieja historia de un viajero que se encuentra con otro que viene en sentido opuesto. El primer viajero le dice al segundo: “Me dirijo a la ciudad de la que vienes. Dime, ¿qué tal es? ¿Es la gente buena, honesta y confiable?”. El segundo viajero le responde con otra pregunta: “Dime, ¿cómo eran los habitantes de la ciudad de donde tú vienes?”. El primero contesta: “Oh, ¡eran egoístas y malvados! Me robaron, me negaron alojamiento y me cobraron demasiado por la comida. No hay una persona decente en toda la ciudad”. Entonces, el segundo viajero le dice: “Pues bien, eso es exactamente lo que encontrarás en la ciudad a la que te diriges”.
El segundo viajero se da cuenta, a diferencia del primero, de que vayas donde vayas, allí estarás. Tú llevas las energías de tus creencias, tu estado mental y tus emociones a cada circunstancia, y el universo responde cumpliendo tus expectativas. No hay ninguna realidad objetiva porque todas tus profecías se cumplen a sí mismas. Esto es soñar.
Podemos lograr cualquier cosa que deseemos si creemos realmente en el sueño que nos gustaría experimentar y seguimos el camino del visionario. Logramos esto mediante las prácticas de la mente del principiante, y viviendo con coherencia, transparencia e integridad.
Las Cuatro Revelaciones :

Con la llegada de los conquistadores. Los Guardianes de la Tierra –antiguos chamanes de las Américas- fueron encarcelados, torturados y asesinados, y su sabiduría fue considerada un peligro y una amenaza para la Iglesia Católica. Por lo tanto, estas valiosas enseñanzas tuvieron que permanecer escondidas. Hasta ahora.
Según las profecías de los mayas, los hopos y los incas, nos encontramos en un momento decisivo de la historia humana. Los mayas señalaron el año 2012 como la culminación de un período en que surgirá un nuevo tipo de ser humano.
Los depositarios de esta sabiduría han salido ahora de su reclusión para ofrecernos unas enseñanzas que pueden transformar nuestra realidad individual y colectiva y dar a luz un mundo mejor. Las Cuatro Revelaciones representan la esencia de estas enseñanzas.
Los Guardianes de la Tierra enseñaban que toda la creación –la tierra, los humanos, las ballenas, las rocas e incluso las estrellas- está hecha de vibraciones y de luz. Nada de lo que percibimos como material y real existe: todo no es más que un sueño que proyectamos sobre el mundo. Es un sueño pero creemos que es real. La sabiduría y las prácticas de los Guardianes de la Tierra nos enseñan a reescribir la historia de nuestras vidas. Nos enseñan lo que ellos llaman «soñar un mundo y hacerlo realidad». Con la llegada de los conquistadores, estas valiosas enseñanzas, conocidas como las cuatro revelaciones, fueron mantenidas en secreto.

Alberto Villoldo, Guardián de la Tierra contemporáneo, comparte con nosotros estas enseñanzas a fin de prepararnos para el momento evolutivo en el cual está entrando la humanidad.
******

Psicólogo y antropólogo médico Alberto Villoldo ha estudiado las prácticas curativas de la Amazonia y de los chamanes incas durante más de veinticinco años. En la Universidad Estatal de San Francisco fundo el Laboratorio de Autorregulación Biológica para estudiar cómo la mente crea tanto la salud psicosomática como las enfermedades psicosomáticas.

Actualmente dirige la Four Winds Society, donde enseña la práctica de la medicina energética y la recuperación del alma. Su escuela Healing the Light Body tiene centros en Nueva Inglaterra, California, el Reino Unido, Holanda y Park City, UTA.
Alberto Villoldo encabeza expediciones anuales a la Amazonia y a los Andes para trabajar con los sabios maestros del continente americano.

El libro «Las Cuatro Revelaciones» esta editado por www.editorialsirio.com
Publicar un comentario