lunes, 23 de marzo de 2009

"YO"

Libro "Recopilación de los Mensajes de Sathya Sai Baba".Pág. 120.

“YO”

Lo más asombroso es que nadie se conoce a sí mismo, nadie se esfuerza por saber algo respecto de sí mismo, ni siquiera aquellos que pasan toda su vida buscando saber cosas acerca de los demás. Su propio Ser es algo más sutil que el agua, que el aire e incluso que el éter. Debe penetrar en el ojo para que puedan ver, se debe mover dentro de la mano para que ésta pueda asir, se debe mover dentro de los pies para que ustedes puedan caminar. Los sentidos no son sino material inerte, el "Yo" debe actuar para que ellos puedan funcionar. El "Yo" es el Absoluto Universal que, erróneamente, es considerado como algo separado. Debemos investigar lo que se quiere significar con este "Yo". Cuando pregunto sus nombres, ustedes dicen: "Ramanna, Lakshmaya, Krishnamurthy, Venkanna", etc. Cuando se les pregunta quién es Ramanna o Lakshmaya, levantan las manos y contestan "Yo". Dirijo preguntas a una gran cantidad de personas y uso un gran número de nombres, pero la respuesta de cada uno es "Yo". ¿De dónde proviene este "Yo"? Se encuentra en cada uno. ¿Tiene este "Yo" una forma? ¿Es este cuerpo, esta mente, este intelecto o esta conciencia? No es ninguno de éstos. El "Yo" no es este cuerpo. Cuando digo"mi pañuelo", implico que soy diferente al pañuelo. Si digo "mi mesa" o"mi silla" es porque no soy la mesa o la silla. Por otra parte, tenemos un"Yo" en cada uno y, por lo tanto, debe ser el mismo en todos. Es el Uno entre los muchos; 1+1+1+1 es igual a 4, pero Yo+Yo+Yo+Yo es igual a un solo "Yo", porque el "Yo" es el mismo en todos. Reconocer esto es realmente conocer la verdadera identidad de uno, el Uno, el Ser. Sin este conocimiento, la vida es un desperdicio. Algún día, uno tiene que morir, pero merecerá que se lo llame "hombre" sólo cuando comprenda quién es y así obtendrá el verdadero conocimiento o Sabiduría. No ofendan ni perjudiquen a nadie; ésa es la verdadera adoración a Dios, ya que, en verdad, el otro es ustedes, ustedes mismos. La mera conciencia de esta Verdad es la Liberación. Compartan su alegría, riqueza y conocimiento con otros menos afortunados; éste es el medio más seguro paraganar la Gracia Divina. Realicen todos vuestros actos con el mismo Amor con el que se los ofrecerían a Dios. En verdad, comen para la satisfacción del "Yo" en ustedes; también se visten para agradar al mismo "Yo". El esposo ama a la esposa por el bien del "Yo" y la mujer a su marido por complacer al "Yo".Y ¿quién este "Yo" que es persistentemente inherente a todos? Es Dios mismo.El Señor reside en el corazón de cada Ser, dice el Gita. El es el Ser encada Ser. El es el Ser en todos, El Ser Superior. Ustedes, en su ignorancia, lo han ocultado bajo las dos envolturas de la mente y del cuerpo y creen que la mente y el cuerpo son el verdadero "Tú". Pero hay tres "Tú": el que tú piensas que eres, el que otros piensan queeres y el que realmente eres. Tú piensas que eres el cuerpo, otros piensan que eres la mente, mientras que realmente eres el "Espíritu" o el Ser.No sólo ustedes, sino todos los seres son chispas del Unico Ser Universal. Por lo tanto, no piensen mal de nadie, ya que esto se tornaría en perjuicio propio. Habrán escuchado esta declaración: "El homenaje que sele brinda a cualquier Dios llega a Kesava". Yo afirmo ahora que cualquier insulto dirigido a cualquier ser viviente llega a Kesava, porque Kesava esla realidad interior de todos. Si no pueden servirlos, déjenlos solos; no hagan un mal servicio. No empleen nunca palabras injuriosas contra otro. Tales palabras no deberían surgir de su boca, ni entrar en el oído de otros. Recuerden siempre que Dios está en vuestros corazones, así como también en los corazones de todos los demás. El siempre oye y ve todas las cosas. ¿No es verdad que dicen: "mi cabeza, mis manos, mi ojo, mi mente,mi idea"? Pues bien, ¿quién es este "Yo" que posee el cuerpo, la mente, el cerebro? Ese "Yo" es la chispa de Dios que está en ustedes. Esa chispa está en todos. Así, cuando emplean palabras duras, crueles, furiosas u ofensivas contra otro, el Dios en ustedes y el Dios en el otro es herido. Como lo he dicho, la lengua es una herramienta. Con ella pueden herirse así mismos y pueden herir a otros. Por lo tanto, tengan mucho cuidado y úsenla sólo para su propio bien y para el bien de los demás. Si la emplean para pronunciar palabras amables, para repetir el Nombre de Dios, cantar lea Su Gloria o rezarle, estarán haciendo el mejor de sus usos. Ustedes se convierten en lo que ustedes mismos sienten. El hacer o el frustrar algo es el resultado de la actividad de su mente. Cuando declaran que una persona es viciosa o mala, están haciendo una declaración sobre su propia maldad o vicio. Es su propia impureza la que despierta esa sospecha sobre el otro. Nadie puede juzgar a otro, ya que, cuando juzgan a otro, ¡se condenan a sí mismos! Podrían preguntarme, ¿cómo es posible que un hombre sea malo o vicioso, cuando su cuerpo es el templo de Dios? Sus palabras pueden ser duras, sus acciones pueden ser censurables, su comportamiento puede ser indignante pero, ¡sin embargo, es Divino! Deben mirarlo, no como un cuerpo con un nombre y forma o una mente con emociones y sentimientos o una razón con resoluciones y conclusiones, sino como el Ser, el Yo Universal reflejado en el "yo" particular. Ese "yo" es tan puro, pacífico, iluminado y expansivo como el Yo, ya que el "yo" particular es una ola del Yo Universal. Cultiven esta actitud al observar a cada persona. De esta manera, podrán librar a la mente de prejuicios. El yo en él y el yo en ustedes son idénticos, ya que ambos obtienen existencia, conocimiento y Bienaventuranza del mismo "Yo Absoluto", del Ser Superior. Si su devociónno está junto a ustedes cuando buscan venerar los reflejos de Dios en los cuerpos espejos que se mueven a su alrededor, cuando observan y se inclinan ante estas imágenes de Dios que aparecen ante ustedes, donde quiera que pongan sus ojos, ¿cómo pueden declarar que están dedicados a Dios, el Original del cual éstos no son sino débiles y balbuceantes ecos? Esta es la disciplina espiritual que les receto.Sin una fe firme en esta disciplina espiritual y una práctica sincera de la misma, si ustedes simplemente se reúnen en cualquier ocasión propicia para preparar y compartir ofrendas a Dios o para cantar y alabar a Dios, debo decirles que todos sus esfuerzos son en vano. Expandan sus corazones, amplíen su visión, agranden el círculo de sus relaciones, atraigan progresivamente a un mayor número de sus semejantes al tabernáculo devuestro corazón. Y acéptenlos en una afectuosa alabanza. La sabiduría no es más que la culminación de la compasión, ya que, a través de la simpatía, entran en el corazón del otro y llegan a comprenderlo plenamente, por cuanto traspasan el velo de las apariencias y la sapiencia, de la convención y la costumbre, van más allá de los buenos modales y de la moda que la gente utiliza para esconder su agonía y su ignorancia ante el resto del mundo. Encontrar la unidad en esta diversidad de roles, constituye la verdadera Sabiduría. Alguien me preguntó durante una entrevista: "¡Swami! ¿Puedo hacerte unapregunta?" Le dije que las preguntas eran siempre bien recibidas, ya que no estaba mal utilizarme para resolver las dudas que alguien alberga. Entonces, me preguntó: "Swami, ¿puedo saber por Ti mismo quién eres?" Le contesté: "Pero, primero, debes saber quién eres tú; aprende primero lo que quieres decir cuando repites Yo, Yo, Yo". Ese Yo es este Yo. El Yo en Aquél es el mismo que en Este. La diferencia se debe al grado demanifestación de la iluminación, a la diferencia de potencia de las lámparas de luz. El Señor está muy cerca de ustedes. El es la madre, el padre, el maestro, el amigo, el guía y el guardián. Llámenlo y El responderá inmediatamente. Desde el amanecer hasta el atardecer, pasen cada minuto en Su compañía. Los sabios védicos, como consecuencia de la iluminación de sus intelectos purificados. declararon en éxtasis, para que toda la humanidad pudiera enterarse: "Tú eres Aquello". "La Sabiduría es Aquello". "Este Yo es Aquello". "Yo soy Aquello". "Yo soy todos, Yo soy todo, Yo soy lo Supremo,Yo soy el Uno sin par". Cuando estas profundamente conmovedoras declaraciones vibran en el corazón, los hombres despiertan a la visión de la Verdad. Comprender que son el Ser y que no hay nada excepto el Ser, encualquier lugar y en cualquier momento, implica la Autorrealización; la realización del Ser por el Ser, de ustedes mismos por ustedes mismos, como el Ser. Ello significa la Vastedad Ilimitada, lo Inmutable, lo que no es afectado por el tiempo y el espacio. Esta Tierra es limitada; tiene un pasado y un futuro distintos del presente. Por lo tanto, jamás podrá revelar laVerdad. Sólo lo Inmutable puede revelarla. Entonces, ¡vivan en lo Inmutable, respiren, piensen, planeen y actúen en lo Ilimitado, en lo Inmutable que está en ustedes! Ustedes son el mismo centro de sus deseos y actividad. Anhelan la felicidad para sí mismos. La Verdad está en su propio Ser. Incluso, cuando quieren hacer felices a otros, ¡están persiguiendo su propia felicidad! Quieren una determinada camisa, no por la camisa misma, sino por ustedes mismos, Desean un dulce no por el dulce, sino por ustedes mismos. La madre mima al niño para su propia satisfacción. Ustedes anhelan a Dios, no porAmor a Dios, sino por Amor a sí mismos. Y ¿qué es este "Ustedes" que desea, sirve, trata, anhela y que está satisfecho, complacido o feliz? Es el `Yo" que hace que ustedes o cualquier otro ser consciente declare "Yo,"Yo", "Yo". En este momento, ignoran este "Yo" y afirman que son el cuerpo con todos sus elementos, sus implementos y sus instrumentos. Este concepto equivocado, esta ignorancia ¡tiene su origen en el mismo principio que los dota de Sabiduría y de Luz! ¡El sol produce luz y también la nube que lo oculta! El ojo que ve produce la catarata que lo nubla y que a veces apaga la visión. ¡Del mismo PRINCIPIO INTERNO que ilumina y vitaliza, nace la ilusión que oculta y confunde! ¡Las brasas del fuego son las que producen las cenizas y éstas, a su vez, terminan por cubrirlas!Pero nosotros podemos soplar las cenizas y reavivar las brasas; las cataratas pueden ser removidas; los vientos alejarán las nubes. Así también, la disciplina espiritual puede remover el velo de la ilusión que esconde al "Yo" interior de la conciencia, es decir, que esconde al Ser denuestro conocimiento.Dirijan su mente hacia Dios, dedíquense a Dios y entonces descubrirán quela vida es un flujo continuo de Bienaventuranza. Si tienen un abanico enla mano y orientan el movimiento del aire hacia sus rostros se sentirán reconfortados. De la misma manera, utilicen la mente como un instrumento y diríjanla decididamente hacia Dios; así, les podrá dar la Bienaventuranzade la Liberación.En realidad, aún ahora están dedicando todo a Dios, sólo que no lo hacen conscientemente ni con la alegría con la que deberían hacerlo. Dicen: "¡Lo hago para mi satisfacción, para mi progreso!" pero ¿quién es este "Yo" que hace, que va, que actúa, que lee, que disfruta y que secomplace? Es el "Yo" que ve, que oye, que piensa, con los ojos, los oídos,el cerebro, etc. Es el "Yo" que Ratan Lal dice que es él. Sohan Lal, Pran Lal e Indu Lal, todos dicen "Yo", "Yo","Yo". Este "Yo" está en todos. Es el Ser individualizado que está en cada uno. Es lo universal que está reflejado en lo particular. Por lo tanto, cuando dicen, "lo hago por placer", lo hacen realmente por el placer del Yo que está dentro de ustedes, es decir, Dios. Por esto, el Gita dice: "Entréguense a Mí" ¿Quiénes este "Mí"? Dios. ¿Por qué a El se lo llama "Yo"? ¡Porque El es el "Yo"en todos los seres!
Publicar un comentario