lunes, 16 de noviembre de 2015

Levedad

Deseducate, ,se humilde se simple.
Inclínate ante la grandeza de una flor, de una nube de un insecto.
No seas nada...  Y  cuando estés completamente vacío  vacía 
el recipiente se puede llenar de todo lo que realmente eres.
¿Quien puede herir a un ego que esta completamente vacío?
En ese momento ya eres invencible ilimitado eterno/a.
Tranquilos y atentos
Publicar un comentario