miércoles, 29 de octubre de 2014

Todo es temporal

A lo largo de nuestra vida  perdemos muchas cosas...
nuestros bienes , casas autos empleos, nuestra juventud incluso
nuestros seres queridos que solo lo tenemos a préstamo...
Despedirse de todas estas cosas o personas supone un duelo único de cada uno.
cada persona lo vive de manera diferente y es una parte natural aceptar esa 
vivencia emocional.
A veces no es bueno  conservarlo todo, tampoco lo es tratar de evitar la perdida
en el trascurso de una vida nos oponemos a la perdida, no resistimos a perder,
nosotros no podemos crecer sin perdida la vida no puede cambiar y en definitiva 
concluimos que la perdida es una de las mas difíciles lecciones que la vida nos presenta.
Todos nuestros dones son temporales, cada uno experimenta la perdida a su propio
tiempo y manera , al decir adiós a todas las cosas encontramos algo en nuestro
interior que nunca se pierde.
Debemos tomarnos un tiempo para lamentar y experimentar nuestras perdidas.
El dolor siempre es personal , nadie puede decirnos que ya deberíamos haber sanado o que el proceso
va demasiado rapido, mientras avanzamos en la vida vamos sanando.
Nadie conoce lo que que depara el próximo momento no podemos  evitar
la perdida o crear una situación libre de perdidas.
Recuperarse de esto, puede llevar días  meses o años, descubrirás que para salir del dolor es a través del dolor, lo entenderás cuando estés preparado para ello.
 Descubrirás que puedes vivir en un mundo donde la perdida a ocurrido y que 
la vida continua .
 La única certeza es que el tiempo lo cura todo, lo que realmente importa
es eterno lo que hemos sentido y lo que hemos dado nunca se pierde.
Nuestra realidad aquí no es permanente ni tampoco lo que poseemos 
todo es temporal.
Si a la Luz
Publicar un comentario