lunes, 28 de noviembre de 2011

Cultiva la Pasciencia


El amor es paciente Y todo lo demás es impaciente. La pasión es impaciente, el amor es paciente. Y en cuanto entiendes que ser paciente es ser amoroso y que ser paciente es estar en oración, entonces todo se comprende. Hay que aprender a esperar.
Hay cosas que no se pueden hacer; solo suceden. Hay cosas que se pueden hacer, pero esas son cosas que pertenecen al mundo. Las cosas que no se pueden hacer pertenecen a Dios o al otro mundo, o como te guste llamarlo. Pero las que no se pueden hacer... solo esas son las verdaderas. Siempre te suceden; te conviertes en un polo receptor... y ese es el significado de la rendición.

Conviertete en un polo receptor... se paciente y espera. Espera con profundo amor, plegaria y gratitud por aquello que ya ha sucedido, y paciencia para lo que va a suceder. Por lo general, la mente humana hace justo lo opuesto. Siempre gruñe en pos de aquello que no ha sucedido, y siempre se muestra demasiado impaciente para que acontezca. Siempre se queja, nunca está agradecida. Siempre está deseando y jamás creando la capacidad de recibir. Un deseo es inútil si no tienes la capacidad de recibirlo.
Osho
Publicar un comentario