lunes, 6 de junio de 2011

El Maestro solo es el Comienzo....


Porque todavía no eres capaz de permitir que la vida sea tu maestro. Porque no sabes cómo escuchar, cómo aprender. Porque eres incapaz de aprender, por eso necesitas un maestro.La necesidad surge de tu insensibilidad, de tu falta de inteligencia. Si eres inteligente, entonces la vida es suficiente. Entonces en las piedras hay sermones y cada hoja de un árbol es un mensaje, y el río que va hacia el océano lleva consigo todas las escrituras. No necesitas acudir a los Vedas ni al Corán ni a la Biblia, no es necesario. La existencia entera está cantando la canción de lo divino en todo momento.Pero no eres capaz de escucharla, todavía no eres capaz de abrir­te a ella. De aquí la necesidad de un maestro. El maestro es sólo un comienzo. Él te enseñará cómo escuchar, te enseñará cómo estar abierto. Te dará amor para que puedas calentarte: te has vuelto de­masiado frío. Una vez que te has calentado un poco, no hay nece­sidad de un maestro, entonces toda la vida es el maestro. El maes­tro se vuelve simplemente un trampolín.Dices: Buda no tuvo un maestro.Eso es incorrecto, Buda tuvo muchos maestros. Su último maes­tro fue Halar Calma, un hombre muy raro.Dices: Jesús no tuvo un maestro.No sabes. Él fue discípulo de un gran maestro, Juan el Bautista, fue iniciado por él. Buda tuvo muchos, Jesús tuvo uno. Y yo tuve millones y he estado aprendiendo de todas las fuentes posibles: de hombres, de mujeres, de árboles, de montañas. No puedo mostrar­te un maestro en particular porque ha habido tantos. He estado ­aprendiendo y escuchando constantemente.
Osho.
Publicar un comentario