jueves, 17 de marzo de 2011

La vida es rara e incierta...

Cuando la muerte llama a tu puerta, todas tus convicciones no serán más que absurdos acertijos.
No te aferres a ninguna convicción.
 La vida es incierta, la misma naturaleza de la vida es la incertidumbre.
Y la persona inteligente siempre está insegura.
La propia disposición de mantenerse en la incertidumbre es valentía.
Esta disposición de estar en la incertidumbre es confianza.
Una persona inteligente es aquella que permanece alerta en cualquier situación,
que responde a las situaciones con todo su corazón.
No es que sepa lo que va a ocurrir; no es que sepa, «si haces esto sucederá aquello».
La vida no es una ciencia; no es una cadena de causa y efecto.
Cuando calientas agua hasta los 100 'C, se evapora, eso está garantizado.
Pero en la vida real, no hay nada tan seguro como eso.
Cada individuo es una libertad, una libertad desconocida.
Es imposible predecirlo, imposible imaginárselo.
Hay que vivir estando despiertos y con comprensión.
Osho

Publicar un comentario