martes, 18 de enero de 2011

"Tomar y dar.


Estas dos palabras resumen dos concepciones de la
vida. Y se puede decir que materialmente, afectivamente y
mentalmente la mayoría de los humanos piensan sobre todo en
tomar: las situaciones, los acontecimientos y los seres sólo les
interesan verdaderamente en la medida en que tengan algo que
puedan tomar. Y por esto nada puede mejorar verdaderamente en el
mundo.
Si de verdad queréis que quede algo bueno de vuestro transcurso
por la tierra, acostumbraos a dar.
Mirad una fuente:
los animales acuden a apagar su sed, a su lado las plantas y los
árboles crecen y los hombres construyen sus casas.
¿Por qué?
Porque no cesa de dar a todos su agua pura. La fuente nos enseña
que existe un único método verdadero para crear y mantener la
vida, y es dar, dar lo mejor que tenemos en nuestro corazón y en
nuestra alma. Y no temáis la ingratitud de la gente. Mucho peor
para ellos si son desagradecidos: continuarán siendo pobres;
y mucho mejor para vosotros si sois una fuente:
¡os haréis ricos!"
 Maestro Omraam Mikhaël Aïvanhov
Publicar un comentario