miércoles, 4 de agosto de 2010

...Tu permaneces como el Valor Supremo


”… y en tu propia vida, poco a poco, te irás haciendo consciente de que el cuerpo es sólo la vestimenta exterior: tienes que cuidarlo, no debes desatenderlo, es valioso, pero no es todo. Tú eres el maestro, no el sirviente. Y poco a poco, cuanto más te adentres en tu interior, verás que la mente también es una vestimenta, más íntima, más valiosa que el cuerpo, pero no más valiosa que tú. Tú permaneces como el valor supremo…”
Osho. 
           

Publicar un comentario