lunes, 25 de enero de 2010

Inmutable como una Montaña


En el ahora, tú eres a la vez
lo que se mueve y lo inmóvil.
Hasta ahora has pensado que
tú eras lo que se movía y
te has olvidado de lo que
no se mueve.
Da un giro radical a tu espíritu.
No tengas en cuenta lo que se
mueve y te verás como la
realidad inmutable y siempre
presente, inexplicable,
pero sólida como una montaña.
Nisargadatta


Publicar un comentario