lunes, 28 de diciembre de 2009

El centro de gravedad.



"En su centro el ser humano es inmutable,
eterno, sin nacimiento ni muerte.
En su periferia, sin embargo, es cambiante,
efímero y está naciendo y muriendo
permanentemente.
No se trata de rechazar ninguna de ambas
facetas, porque, de hecho, forman una única
realidad indisociable, sino de desplazar el
centro de gravedad desde la ilusoria existencia
separada que creemos ser en la superficie,
hasta la verdadera identidad omniinclusiva que
somos en el fondo, desde siempre"
-José Díez Faixat-
http://regina-libera.blogspot.com







Publicar un comentario