miércoles, 12 de agosto de 2009

Confusión



Su Extracto Del Libro Para Hoy De El Compañero de la Ascensión:


Entrar en los reinos superiores realmente puede producir estados de confusión. Sí, estamos empezando una residencia en los reinos superiores, ¡pero todavía no hemos salido por completo del viejo mundo 3D! Mucho de lo que creíamos con respecto a las maneras superiores de ser y de vivir era a veces incorrecto. Esa información llegó a través de una mente 3D, o más bien a través de un estado mental des-conectado. Mucha de la información espiritual que nos enseñaron, o que creíamos, por tanto provenía de un nivel de conciencia de menor vibración. Ya que muchos de nosotros estamos teniendo algunas experiencias muy extrañas e interesantes a través del proceso de ascensión, podemos llegar a sentirnos bastante confundidos acerca de lo que realmente está ocurriendo, y de lo que realmente se trataba todo en primer lugar. Añadan a esto los cambios de energía. Cuando experimentamos un cambio de energía, éste sirve para elevar nuestra vibración. Cuando esto ocurre, casi todo se remueve por dentro y por fuera. Y durante este tiempo de tanta “elevación vibratoria”, las cosas se están ajustando y alineando en lo que se refiere a una masa crítica, de manera que se pueda producir el cambio. Esto puede ocasionar un confuso período de espera. No es de extrañar entonces, que podemos llegar a estar muy confundidos a veces sin saber qué rayos está pasando! La confusión puede producirse cuando pensábamos que las cosas se desarrollarían de una manera determinada. Si creyéramos, por ejemplo, que al elevar nuestra conciencia todo naturalmente se vuelve mejor y mejor, nos esperaría una gran sorpresa. La purga y liberación que resultan del proceso de ascensión crea depresión y energías desafiantes, por decir lo menos. Y luego están los largos períodos de espera, como se mencionó anteriormente, en los que parecemos estar en un vacío o en el limbo mientras esperamos que los demás se pongan al día, a la vez que también nos estamos “reiniciando” o re-alineando para el siguiente paso. Podríamos esperar continuamente que el siguiente paso sea mucho mejor, y luego por lo general nos sentimos decepcionados y defraudados cuando no lo es. Morir mientras estamos en un cuerpo 3D es un proceso muy largo. Sí, hay momentos de experimentar realmente grandes sensaciones de un orden superior, pero el proceso es también muy real, ya que nos lleva a través y muy profundo dentro de nosotros mismos. También parece que se detiene y vuelve a empezar... y esto también puede causar confusión. “¿Hemos llegado siquiera a alguna parte?” podrías preguntarte a veces. O quizás podrías haber tenido sentimientos de que todo esto de la ascensión no ha creado absolutamente nada Nuevo. La verdad del asunto es que hemos hecho progresos increíbles. Tomar todo un planeta de energía de menor vibración y elevarlo no es poca cosa. Las cosas se iniciaron a niveles superiores y luego tuvieron que filtrarse hacia lo físico. Además, los trabajadores de la luz comenzaron su viaje de ascensión mucho antes que todos los demás, y por tanto han estado en él por mucho tiempo. Éste fue su servicio para la humanidad, y es una razón por la que puede parecer que las cosas están tomando una eternidad. Pero para otros, aún están por empezar. Si miraras hacia atrás a lo que era tu vida hace un año, o quizás incluso hace unos meses, supongo que verías que se han producido grandes cambios. Tú probablemente no eres la misma persona que solías ser y probablemente también estás en una situación muy diferente en muchas áreas de tu vida. La confusión puede producirse cuando estamos viendo un proceso que no se parece a lo que habíamos imaginado en nuestra vieja mente 3D. Pero nuestra vieja mente 3D no sabía mucho. En su mayor parte, estaba desconectada de la Fuente. Y además de todo lo anterior, aquellos de nosotros que estamos aquí viviendo el proceso de ascensión como un servicio a la humanidad, estamos también a cargo del proceso. Esto significa que las cosas pueden cambiar, literalmente, en un instante. En los niveles álmicos superiores, nos juntamos, tenemos reuniones periódicas, y llegamos a un plan. Y aunque es sin duda un plan general, la logística y el camino para llegar allí están sujetos a un “margen de flexibilidad”. Así que justo cuando creemos que sabemos y comprendemos lo que sucederá después, ¡no sucede! (A menos que, por supuesto, estés conectado muy conscientemente contigo mismo a un nivel álmico...) Si has elegido esta página, se te está animando a saber que todo está siempre en divino y perfecto orden. Permanecer en el momento puede aliviar mucho cualquier malestar que puede traer la confusión. Si puedes salirte de en medio en cuanto a analizar y necesitar saber, te conectarás mucho más a la Fuente a largo plazo. Cuanto más alto empezamos a vibrar, más claridad recibimos, ya que estamos empezando a “ver” las cosas a un nivel mucho más alto desde el otro lado del velo. ¡Y la claridad no siempre es lo que pensábamos que sería! Pero a medida que progresamos más y más a lo largo de nuestros senderos de ascensión, empezamos a encontrar mucha más paz, ya que verdaderamente empezamos a encontrar la claridad que siempre estuvo allí... pero simplemente no vibrábamos lo suficientemente alto para entenderlo aún.
Edición: Manantial del Caduceo
dhttp://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
Publicar un comentario